mar. Sep 21st, 2021

David Casas

Santiago, N. L.- Con la complacencia de los gobiernos municipal y estatal, este Pueblo Mágico. enfrenta ahora la contaminación de una empresa pedrera que arbitrariamente explota la piedra, presuntamente protegida por la administración del alcalde Javier Caballero y de su Cabildo priista.

Grupos ecologistas y legisladores externaron su preocupación por la operación de la empresa con lo que se suma a la ubicada en el municipio de Cerralvo y que impactan miles de hectáreas protegidas.

Mientras tanto, el Secretario de Desarrollo Sustentable del Estado, Manuel Vital y el Procurador del Medio Ambiente Estatal, Ricardo Pedraza, confirmaron que en tres años de gobierno no se ha impuesto una sola sanción en contra de las pedreras que contaminan la zona metropolitana de Monterrey.

Ante diputados, revelaron que no se han atendido las 35 denuncias turnadas por la Procuraduría Federal del Medio Ambiente al Gobierno del Estado por tratarse de jurisdicción estatal.

Ellos acudieron con integrantes de la Comisión de Medio Ambiente, donde la diputada Karina Barrón cuestión las acciones emprendidas por la Secretaría de Desarrollo Sustentable en torno a la operación de las Pedreras.

A raíz de ello Vital y Pedraza revelaron que, el padrón de Pedreras operando legalmente es de solo 33, pese a que inicialmente se habló de 45, sin que se diera a conocer el número de pedreras que operan de forma irregular. También aceptaron que no se ha emitido una sola sanción contra Pedreras pese a que muchas fueron suspendidas y clausuradas temporalmente.

“Solo vinieron a hacer un simulacro, no han impuesto una sola sanción en dos años, no explican las acciones, realmente no están haciendo nada, solo vinieron a hablar de lo que quieren hacer, pero es lo mismo que se dijo hace dos años, no sabemos qué intereses tengan, eso es algo que tampoco nos aclararon, si tienen intereses con las pedreras o las empresas”, opinó la diputada que luego visitó la empresa pedrera en Santiago, unos 30 kilómetros al sur de Monterrey.

Ahí la empresa daña la flora y la fauna del Santuario de Murciélagos que habitan en la Cueva de la Boca, por lo que se presentó una respaldada en la decisión de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas de nombrar a esta zona como el Primer Santuario de Murciélago en México, prohibiendo todo tipo de actividades a excepción de la investigación científica.

Para el ecologista Guillermo Martínez Berlanga, las autoridades se mantienen paralizadas ante la contaminación, no sólo de la zona metropolitana sino también de lo que se llama Parque Nacional Cumbres, una extensa área de miles de hectáreas protegidas que ahora sufren las consecuencias de empresas pedreras como la de Santiago y la de Cerralvo.

En enero de 2018 la secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales a través de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas realizó el estudio del que concluye que la Cueva de la Boca, reúne los requisitos necesarios para ser declarada como área natural protegida con la categoría de santuario.

 El documento establece que queda estrictamente prohibido, entre otros dañar a las poblaciones de vida silvestre presentes, como los murciélagos, que ahí habiten, así como extraer, poseer y comercializar sus productos; alterar o destruir por cualquier medio o acción los sitios de alimentación, anidación, refugio o reproducción de las especies silvestres.

La falta de claridad en el plan de manejo para el Parque Nacional Cumbres de Monterrey tiene esa zona a merced de prácticas que la dañan como la realización de actividades industriales clandestinas y la autorización de asentamientos fuera de la norma, explicó a su vez la coordinadora del Partido Verde Ecologista, diputada Ivonne Bustos Paredes.

“Veo con preocupación que seguimos cometiendo los mismos errores que nos han puesto en la terrible situación ambiental a la que nos enfrentamos. Por años se dijo que invadir cañadas, destruir zonas de absorción, acabar con cerros y montañas nos traería serios problemas ambientales y finalmente estos nos alcanzaron mediante inundaciones severas frente a lluvias simples y un aire toxico la mayor parte del año.

Denunció la autorización en el municipio de San Pedro Garza García, para llevar a cabo un desarrollo inmobiliario de 185 mil metros cuadrados, de los cuales 63 mil estarían dentro del área protegida del Parque Nacional Cumbres; giro que no se contempla en el decreto de Área Natural Protegida.

Otro ejemplo, que ya ha sido denunciado con anterioridad es la existencia de actividad de extracción de piedra caliza en la zona del Cerro de la Silla, específicamente en área conocida como cueva de los murciélagos o cueva de Agapito Treviño.

 “No podemos seguir conduciendo nuestro desarrollo urbano con la insensata política que utilizamos por los últimos 30 años. Todos los planes de desarrollo en zonas aledañas a espacios protegidos como es el del municipio de Santiago, deben ser revisados con lupa y con un apego al respeto ambiental, a riesgo que de no hacerlo sigamos sumiéndonos en crisis ambiental”, afirmó.

“No me voy a detener aquí, el siguiente paso es buscar a las autoridades federales, en este caso voy a buscar y se va a demandar por medio de la Semarnat, para que se investigue y lo que voy a buscar es una clausura definitiva”, añadió a Karina Barrón.

La administración de Santiago ha rechazado  hablar sobre la empresa pedrera e incluso el regidor priista David de la Peña, hizo caso omiso de la petición, en tanto los ecologistas acusan al edil  Javier Caballero Gaona, y a sus regidores de extracción tricolor de proteger la firma pedrera.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *