mié. Oct 20th, 2021

Por ALEJANDRO MADRID MORALES (tomado de Crónica.com.mx)

A sus 74 años, el exsegunda base de los Diablos Rojos del México quisiera devolverle al béisbol, algo de lo mucho que este deporte le ha dado en su vida.

“El beisbol debe ser visto como negocio, con especialistas en cada departamento y no como hobbie”, comentó el ex beisbolista.

Ramón Abulón Hernández, una leyenda en la historia del beisbol mexicano, ya que además de su finura en los diamantes como segunda base, encabezó la ANABE, movimiento que buscaba mejores condiciones para los peloteros nacionales, ofrece sus conocimientos, experiencia y disposición al proyecto que impulsa Andrés Manuel López Obrador para el rey de los deportes en la República Mexicana.

Actualmente, el ex jugador de los Pingos que habita en céntrica colonia de la capital del país contó: ”ahora colaboro como asistente de mánager en un equipo de la Secretaría de Marina que juega los fines de semana en la Liga de Tranviarios y cuando tengo tiempo, también acudo a las prácticas entre semana para poder ayudar lo más posible”. 

Hernández Zamudio de 74 años y oriundo de Alvarado, Veracruz, fue miembro fundador de la Asociación Nacional de Beisbolistas (ANABE), organización fundada en 1980, tras una batalla campal entre Rojos del Águila de Veracruz y Ángeles de Puebla, en la que los involucrados formaron un gremio de peloteros como había en Grandes Ligas y el Caribe para mejorar sus condiciones como beisbolistas profesionales.

El jugador desarrollado en infantil en la Liga Sotavento del Ingenio de San Cristóbal entre 1960 y 1963, formó el gremio junto a Arturo Rey, José Luis Naranjo, Abelardo Vega y Adolfo Phillips para exigir mejores condiciones de transportación, hospedaje, viáticos y atención médica para los peloteros, lo que los clubes de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), ignoraron y desconocieron a la organización.

Ante ello, la ANABE creó en 1980 una liga alterna que solamente duró un par de años por los altos costos que generaba, pero que dejó a la LMB con seis de los 20 equipos que habían jugado en la campaña de 1979, con el consabido perjuicio económico al circuito de verano, cuyo alto comisionado Alejo Peralta, también dueño de los Tigres capitalinos, vetó a todos los afiliados a la ANABE, peloteros, mánagers y umpires.

Los hechos son considerados un parteaguas en el beisbol profesional en nuestro país, ya que a partir de ese momento el beisbol tuvo una baja comercial, ya que los peloteros no eran las estrellas que el público quería, la afición se alejó de los estadios por falta de identidad con los equipos debido a constantes cambios de plaza y el deporte perdió estabilidad.

Ahora, con la creación de la Comisión Nacional de Beisbol que preside Édgar González y que cuenta con un presupuesto de 350 millones de pesos, el Abulón Hernández, quien coincide en muchos sentidos con los ideales de transformación del Presidente de México, desea una oportunidad para aportar su experiencia para el desarrollo del beisbol: “es el deporte que me ha dado todo en la vida”.

El pelotero que se retiró con un promedio de bateo de .293 narró en exclusiva a La Crónica que su primer contacto con AMLO, fue cuando éste era Jefe de Gobierno de la CDMX, en un partido de beisbol jugado en Ciudad Universitaria, mientras el ex intermediarista que jugó siempre para los Diablos Rojos del México trabajaba en el IFE, actualmente INE.

El beisbolista en retiro comentó que “en 2003, López Obrador fue el primero en recibir el libro que escribí junto a Jorge El Biólogo Hernández: El Brillo del Diamante, la historia del beisbol, donde se hace un breve recuento de los mejores peloteros en la historia de México”, y en el que el ex segunda base de la novena escarlata considera no falta nadie.

Incluso añadió que “el contacto ha seguido con López Obrador, ya que en noviembre del año pasado le envié una pelota autografiada”. Al cuestionarlo sobre el proyecto presidencial opinó que “es muy difícil trazar un programa en seis años, ya que el beisbol debe ser visto como negocio, con especialistas en cada departamento y no como hobbie”.

Padre de dos varones y una mujer procreados al lado de su esposa Martha Margarita Pacheco Contreras hace 49 años, Ramón Hernández, de trato tan fino como lo era en el campo de juego, espera que el Jefe del Ejecutivo lo considere para colaborar en el proyecto para el desarrollo de talentos beisbolísticos en nuestro país.

El ex pelotero que solamente jugó en la LMB con los Diablos Rojos, considera que sus conocimientos técnicos, experiencia y capacidad de detección de talentos podrían ayudar a desarrollar el programa que pretende impulsar el primer mandatario mexicano, por lo que se pone a sus órdenes para devolverle a este deporte, algo de lo mucho que le ha dado.

“El beisbol me ha dado todo en la vida, familia, amigos y casi hermanos como Aurelio López y me enseñó entre otras muchas cosas que la vida da opción de trascender, servir y ayudar a los demás, como decía mi padre, haz el bien sin mirar a quién”, por lo que ahora el Abulón está dispuesto a aportar sus conocimientos en beneficio del deporte de sus amores.

Finalmente dijo que “el beisbol de sus tiempos y el actual son difíciles de comparar, ya que tienen otras condiciones, actualmente existe mejor preparación física, técnica y con el uso de la tecnología se pueden mejorar muchos aspectos”, aunque asegura que el talento y los fundamentos en este deporte siempre han existido.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *