mar. Sep 21st, 2021

David Casas

Monterrey, N. L.- Temerosos de que la situación que se vive en Matamoros, Tamaulipas, se replique con huelgas en Nuevo León, 19 sindicatos y doce cámaras empresariales con el Estado como mediador, firmaron un Acuerdo por la Paz Laboral.

“Enfrentamos la amenaza de huelgas que ha paralizado a otras ciudades afectando los empleos y estamos ante la próxima entrada en vigor del nuevo acuerdo comercial, así como el Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo, que habla de la libre sindicación y negociación colectiva”, advirtió el coordinador de la Federación Nacional de Sindicatos Autónomos, Genaro Leal.

Los retos son inciertos, pero la mejor forma de enfrentarlos es estar unidos y el acuerdo permitirá enfrentar varios retos que están por venir, entre ellos la reforma a la Ley Federal del Trabajo y otras coyunturas, explica Leal.

Para el gobernador del Estado, el ejemplo que se vive en Matamoros no debe llegar a Nuevo León y, hasta ahora no hay indicios de intentos de nuevos grupos sindicales o líderes externos que pretendan enturbiar el clima laboral del Estado.

“Si hubiera algún interés en este sentido, lo que vamos a hacer es compactarnos y no permitirlo. Tampoco será quitando el derecho a un trabajador que quiera ser parte de un sindicato de nueva creación, pero sí que ese sindicato se sume a las reglas y no venga a provocar una desestabilización”, opinó.

“De nada sirve en un Estado generar condiciones para atraer inversión, si de repente por un líder mañoso, ambicioso, se desestabilice el Estado”, abundó El Bronco.

Rodríguez reconoció la responsabilidad de ambos sectores para mantener sin huelgas al Estado por más de 20 años, y califica a los líderes sindicales y a los empresarios como responsables que han mantenido sin huelga durante más de 20 años a Nuevo León.

En tanto, Félix Coronado Hernández, dirigente de la CROC del Estado de Nuevo León considera que aunque los riesgos siempre son latentes, la responsabilidad de los sectores de la producción ha impedido que aquí se tengan huelgas y que impere la violencia como se vivió en épocas que hoy son del pasado. “Es importante este tipo de pactos porque refrendan el compromiso de trabajadores, empresarios y gobierno”, apunta.

En la entidad, alrededor de un millón 700 mil trabajadores están afiliados en algún sindicato y alrededor del treinta por ciento están en la informalidad.

A su vez, Roberto Russildi, Secretario de Economía y Trabajo estatal informó que Nuevo León tiene el PIB (Producto Interno Bruto) per cápita y los salarios promedios más altos del país; la tasa de desempleo más baja, y con menos del 5 por ciento de la población se ofrece al país más del 8 por ciento de la fuerza laboral formal de todo México.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *