mié. Oct 20th, 2021

Por Salvador Hernández LANDEROS


Cuando al excomisario de FC, Jesús Gallo, lo tacharon de “inviable”, a Manuel González Flores, desde el inicio del sexenio se le ha calificado de “inamovible”.


Muy clara ha sido la postura que Jaime H. Rodríguez Calderón ha mostrado siempre a los críticos de su gobierno que suelen “excretarse fuera de la olla”.


A raíz de la compra del Dron para seguridad y el traslado de reos a reclusorios en otros Estados, “afloró una supuesta rivalidad” entre Aldo Fasci y Manuel.


Según los críticos, Aldo le está restando poder a Manuel y qué, por eso mismo, hasta amagó con renunciar a la SSP si no le soltaban su total administración.


También dicen que, pese a que la administración penitenciaria corresponde a Manuel, por sus pistolas, Aldo se aventó el operativo que calentó el Topo Chico
Así mismo, aseguran, que es Manuel quien trata de exhibir a Aldo para sacarlo de la titularidad de la SSP y apoyar el regreso de Bernardo J. González Garza.


La realidad es que “El Bronco” nunca va a sacar de su cargo a Manuel, pues es su “C Cinco”, es decir, su cuate, carnal, compadre, confidente y cómplice.
En todo caso, hay quienes quieren el puesto de Manuel para Bernardo, ya que él y Aldo, abrevan en el mismo aguaje u obedecen a quien les “mece la cuna”.


Pero Manuel, que es un “animal muy lampareado”, conste, como venado o el conejo, ya anda en campaña y está jugando su futuro político con el “tarifazo”.


Sobre Aldo, no es un secreto, se ve que ante las cámaras se vuelve un frívolo y hasta se siente bordado a mano, pero “sin una pizca de perversidad política”.


Bernardo, quien se inició como MP en el 2007, está en “maternal” en su oficio político, aunque en el Concejo Municipal, ya mostró que tiene uñas para arañar.


chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *