lun. Sep 20th, 2021

Por Salvador Hernández LANDEROS


El integrar en su gabinete a Federico Vargas como titular de Infraestructura Vial, creándole esa Secretaría con seis direcciones, el alcalde Adrián de la Garza apaleó el avispero político.


La designación de Vargas, con esa nueva Secretaría, coloca a éste en la antesala de una postulación como precandidato para la alcaldía de Monterrey en las elecciones del 2021.


No es difícil entender la estrategia. La proyección de Vargas será a través de una imagen de ejecutivo dinámico, un super secretario que cambiará el rostro a la capital regia.


En la práctica o en lo operativo será el alcalde de Monterrey, mientras Adrián se encargará de lo político. Un símil de City Manager que operó en San Pedro Mauricio Fernández.


En este momento Adrián está fuera de la precandidatura a la gubernatura del Estado. Lo sabe Rodrigo Medina, aparentemente, con distanciamiento de José Natividad.


Para González Parás, su candidato es Ildefonso Guajardo y, como “Mariscal”, Rogelio Cerda Pérez quien está operando la estrategia desde hace dos meses con otros “nativistas”.


Por ejemplo, está la nueva agrupación Redes Sociales Progresistas (RED) que tiene de Coordinador Nacional a Julio Guajardo Villarreal, empresario y hermano de Ildefonso…


RED tiene de coordinador en Nuevo León a Luis Carlos Urzúa, empresario priista y como delegado estatal al doctor Emilio Jaques Rivera, ex subsecretario de Salud con “El Bronco”.


Volviendo con Vargas, él ya operó la Secretaría de Desarrollo Social estatal, dependencia que servía de soporte para los candidatos, como lo fue con Luis Donaldo Colosio.


En la actualidad, a nivel nacional, el presidente Andrés Manuel le cambió el sentido social, convertida hoy en banco popular, entregando dinero en efectivo en los apoyos.


Contra lo que sí tiene que luchar Federico Vargas, es con el apodo de “El Bailador” que le impuso El Norte, el cual le cambió ahora como “El Bacheador”, o el de nosotros, “El Tapa-Baches”.


chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *