mar. Sep 21st, 2021

Óscar Tamez Rodriguez

Los partidos viven una crisis que puede costar caro. En Morena, donde disfrutan las mieles del poder, los liderazgos se pelean cual hijo mantenido, la herencia dejada.

Vaya, en poco abona a AMLO que los morenos no se pongan de acuerdo, por mucho que él mismo aliente la confrontación interna, siempre hay un riesgo extremo en ese juego.

Por su parte, el PRI disputa las migajas que EPN le dejó. Los peñistas sobrevivientes y aliados pretenden imponer a Narro en la dirigencia, otro no priista para los tricolores; en la esquina de enfrente, Alito, el gober de Campeche pelea por la libre representando a los resentidos, damnificados y demás. ¡Pintan para peleas épicas!… La encuestadora México eligecirculó su reciente levantamiento. Los números son de alarma para el gobierno.

La corrupción deja de ser el principal problema de México, algunos dirán: qué bueno, pero eso complica al gobierno. La inseguridad empareja a la corrupción y sobre este tema no hay mañanera que valga.

Quienes quisieron escucharnos recordarán cuando dijimos que para junio los números del presidente cambiarían, del 73% de aprobación en febrero, ya va en 55%. ¡Los amlofóbicos dirán que soy prensa fifi!, ¡Pero sin los chayos de los fifis!


www.estudiospoliticos.mx

@EstudiosMx

www.facebook.com/EstudiosPoliticos.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *