dom. Sep 26th, 2021

*El Tuca Ferreti empata a Nacho Trelles con siete títulos como los más ganadores

Alejandro Alfaro de El Sol de México

León.- El debate parece haberse vuelto estéril. Discutir si Tigres es un equipo grande o chico está ya por de más, la realidad es que la U de Nuevo León ha marcado una época basada en finales, títulos y éxitos.

Volvieron a alcanzar la gloria. La séptima estrella brilla en el firmamento auriazul. Esta vez los goles no fueron necesarios, la experiencia en estas instancias salió a relucir para maniatar a La Fiera en su propio campo y dejarla en cero por 180 minutos.

El zarpazo de Gignac en la ida resultó de muerte para León. Los Esmeraldas intentaron impulsados por su gente, pero se les acabaron los goles y se fueron en blanco por tercer juego consecutivo.

El equipo de la década, no hay más. Durante mucho tiempo se hablará de los Tigres de Ricardo Ferretti y su relación con la victoria.

EL JUEGO

La última parada antes de conocer al campeón del torneo Clausura 2019 tuvo lugar anoche en León. El Nou Camp se convirtió en un hervidero de pasiones en tonos verdes y unos cuantos amarillos que estallaron al momento de que la pelota rodó.

Tigres se presentó a la cita con una mínima ventaja en el global que La Fiera estaba dispuesta a terminar tan pronto como le fuera posible.

Y es que tan pronto vino el silbatazo inicial, León se fue con todo al frente, apretó a Tigres en su propio terreno y comenzó a “apedrearle el rancho”.

Luis Montes fue el primero en probar a Nahuel Guzmán con un disparo de media distancia en el que el arquero concedió rebote. Joel Campbell se disponía a rematar, pero Torres Nilo evitó que lo hiciera en una acción polémica donde no se revisó el VAR para que Ramos Palazuelos se cerciorara de la limpieza de la misma.

El guión esperado se presentaba al pie de la letra. Los Panzas Verdes asumieron el rol protagónico frente a unos regios que esperaban cautos el momento de ofender en espacios largos, cosa que no encontraron en el primer tiempo, por lo que Cota estuvo tranquilo.

El infortunio apareció para los locales cuando menos lo esperaban. Ángel Mena, su hombre gol en la campaña, salió mal parado de un encontronazo en el medio campo. El ecuatoriano fue revisado por los médicos y se determinó que no habría más final para él. Ignacio Ambriz perdió a su “Ángel del Gol”, sin considerar que para la definición por el título no tuvo a Macías por su llamado a Selección Mexicana Sub 20. Los Esmeraldas necesitaban goles y sus mejores anotadores no estaban

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *