mié. Oct 20th, 2021

Nintendo, Sony y Microsoft calculan que los gamers estadounidenses pagarían unos 840 millones de dólares con un aumento del 25 por ciento en los aranceles a los productos chinos, por lo que decidieron unirse para pedirle al presidente estadounidense frenar esta nueva imposición.

A través de una carta conjunta dirigida a Joseph Barloon, consejero General de la Oficina del Representante de Comercio en Estados Unidos, las tres grandes compañías en el desarrollo y producción de videoconsolas y videojuegos, advirtieron que, además de los consumidores, también resultarían afectados los empleados de la industria.

En la misiva fechada hace una semana, pero que se hizo pública hoy, las empresas valoraron los esfuerzos del gobierno estadounidense para proteger la propiedad intelectual del país y preservar el liderazgo de alta tecnología, pero al mismo tiempo señalaron que el 96% de las consolas de videojuegos construidas el año pasado, se manufacturaron en China.

La medida arancelaria que plantea el gobierno de Donald Trump en contra de China, implica reconfigurar toda la cadena de suministro para evitar los costos y cumplir con las normas, inmensamente perjudiciales para el sector, señalaron.

“La cadena de suministro de las consolas de videojuegos se ha desarrollado en China a lo largo de muchos años de inversión por parte de nuestras compañías y nuestros socios”, escribieron.

“Causaría una interrupción significativa de la cadena de suministro al cambiar el suministro por completo a Estados Unidos o un tercer país, y aumentaría los costos, incluso más allá del costo de las tarifas propuestas, en productos que ya se fabrican en condiciones de margen estricto”.

“Un aumento de precio del 25 por ciento probablemente pondrá una nueva consola de videojuegos fuera del alcance de muchas familias estadounidenses que esperamos estén en el mercado en esta temporada de fiestas”, agregaron.

Por ello, las empresas pidieron que las consolas de videojuegos se eliminen de una lista de productos originarios de China.

Las aduanas estadounidenses ya cobran un arancel de 25 por ciento a bienes importados de China por un valor anual de 234 mil 900 millones de dólares, pero Trump inició el proceso de consultas para imponer una tarifa de 25 por ciento al resto de las importaciones de ese país.

Nintendo, Sony y Microsoft recordaron en la carta, que el año pasado la industria generó ingresos por 43.4 mil millones de dólares, 20 por ciento más que en 2017.

Así como que las tres compañías vendieron el año pasado, más de 15 millones de consolas de videojuegos tan sólo en Estados Unidos.

Finalmente, resaltaron que la industria emplea directa e indirectamente a más de 220 mil personas y 99.7 por ciento de las compañías de videojuegos son pequeñas empresas.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *