lun. Sep 27th, 2021

Ante el desinterés de los gobiernos federal y estatal de proteger el único santuario de murciélagos existente en México, la diputada de Movimiento Ciudadano, Karina Barrón Perales, solicitó la reubicación de la Pedrera ubicada detrás de la Presa de la Boca, a menos de un kilómetro de la Cueva de los Murciélagos.

Desde enero de 2018 la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) a través de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas realizó el estudio del que se concluye que la Cueva de la Boca, reúne los requisitos necesarios para ser declarada como área natural protegida con la categoría de santuario, por lo que presentó el decreto, pero a la fecha no se ha publicado en el Diario Oficial de la Federación.

Por otra parte, con la entrada del nuevo Gobierno, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, se informó que ya no se tiene contemplado continuar con la declaración de nuevas Áreas Naturales Protegidas, aunado a esto el Gobierno del Estado, a través de la de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, que encabeza Manuel Vital, ha hecho caso omiso a las múltiples solicitudes para proteger la comunidad de murciélagos y frenar la operación de la Pedrera.

Por ello la diputada integrante de la Comisión de Medio Ambiente presentó un exhorto para que el Gobierno Federal reconsidere su postura y destine recursos para la conservación y oro de nuevas áreas naturales protegidas, y para que el Gobierno Federal comience la reubicación de dicha Pedrera.

“El Secretario de Desarrollo Sustentable Estatal ha omitido actuar debidamente para proteger el ambiente y sobre todo de reubicar a la pedrera, por el daño a la Zona Núcleo de Protección, destinada a la preservación de dos  cuevas de murciélagos: “La Boca” y “El Yerbaniz” y dentro de esta zona no se permite ninguna actividad que ponga en riesgo las especies de flora y fauna silvestres. Por ello resulta inexplicable la operación de una pedrera”, explicó la legisladora.

“Expertos en el tema han comprobado que las pedreras causan daño al ambiente y a las especies de murciélagos, tan es así que en términos del Anteproyecto de Decreto se prohíbe estrictamente, hacer ruidos intensos o utilizar sistemas de iluminación que alteren el comportamiento natural de las poblaciones de murciélagos y de las especies silvestres; y REALIZAR OBRAS O ACTIVIDADES DE EXPLORACIÓN O EXPLOTACIÓN MINERAS Y EXTRACCIÓN DE MATERIAL PÉTREO, es decir se prohíbe la actividad que realizan las pedreras”, añadió.

De igual manera se solicitó al Director de Parques y Vida Silvestre de Nuevo León, a fin de que revise el Programa de Manejo, con el objeto de establecer normas que otorguen mayor protección a las especies de murciélagos que habitan la Cueva de la Boca

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *