lun. Sep 20th, 2021



Los efectos de la desaceleración comercial en la frontera, podrían llegar a costar hasta $69 mil millones de dólares a la economía estadounidense en 3 meses y más de 620,000 empleos

Se calcula que solo las pérdidas en la economía de Texas alcanzarán los $32 mil millones de dólares y 292,000 empleos.

LAREDO,TX – Dennis E. Nixon, CEO del International Bank of Commerce en Laredo y Presidente de la junta directiva de International Bancshares Corporation, recientemente compartió su desilusión por la continua amenaza de la Administración de los Estados Unidos de imponer impuestos a los productos importados de México. IBC Bank ha estado haciendo negocios en la frontera por más de 50 años.

“El presidente Donald Trump enmarca su actual amenaza de imponer impuestos a los productos importados de México como estrategia para abordar los problemas de seguridad fronteriza e inmigración ilegal. Él ha emitido un ultimátum de 90 días a nuestro vecino del sur, exigiendo que se identifique e implemente una respuesta a los problemas de inmigración en territorio mexicano. Pero ¿cómo podemos culpar y responsabilizar a nuestro vecino cuando es necesario arreglar nuestras propias leyes?”

Aquellos de nosotros que vivimos y trabajamos en la frontera sabemos que más que innecesarios, los impuestos serían desastrosos para la economía de los Estados Unidos y no tendrán un efecto visible en nuestros problemas de inmigración.

Antes de la amenaza de nuevo impuestos, IBC Bank encargó un estudio en apoyo de la Asociación de Empresas de Texas, la Coalición de Liderazgo Empresarial de Texas, la Coalición Fronteriza de Texas y la Alianza de Comercio Fronterizo para evaluar los efectos de la desaceleración en la frontera. El estudio, realizado por el Grupo Perryman, encontró que las políticas de Trump estaban reduciendo la eficiencia y costando a la economía de los Estados Unidos miles de millones de dólares en producción y cientos de miles de empleos.

Si estas demoras reducen el comercio en un tercio durante un período de tres meses, podrían costar a la economía de los Estados Unidos $69 mil millones y más de 620,000 empleos. Se calcula que solo las pérdidas en la economía de Texas alcanzarán los $32 mil millones y 292,000 empleos.

“Para realmente promulgar un cambio, el Congreso debe aprobar y el presidente firmar una propuesta de ley que aborde nuestras políticas obsoletas y disfuncionales de asilo e inmigración. Es vergonzoso para nosotros que la Administración trate de intimidar a nuestro vecino y no tomar medidas adecuadas en nuestro propio país. Necesitamos soluciones que mejoren el comercio, aumenten la seguridad y disminuyan la inmigración ilegal y el tráfico de personas. Necesitamos mejor seguridad en nuestros puertos legales de entrada a lo largo de la frontera de EE. UU. Y México, que requieren modernización y personal completo,” señaló Nixon”, agrega Nixon.

La Oficina de Responsabilidad del Gobierno (GAO) estadunidense ha destacado en repetidas ocasiones la infrafinanciación de nuestros puertos legales de entrada.

“Lo que más necesitamos es que más personas se involucren en estos temas. La verdadera crisis que enfrenta nuestro país es una crisis de complacencia. ¿Dónde están nuestros representantes de Texas? ¿Dónde están nuestros líderes empresariales? Demasiados están de pie sin hacer nada cuando está surgiendo esta amenaza a nuestra economía. No podemos ser espectadores. La verdadera crisis está ocurriendo en Washington, donde nuestros líderes no están afrontando estos problemas críticos. En lugar de culpar a todos los demás, es hora de que nos veamos en el espejo.

Los Estados Unidos, México y Canadá realmente comparten una economía norteamericana. No podemos permitir enajenar al principal socio comercial de los Estados Unidos, quien es México, con impuestos, y en el proceso destruir una asociación económica que representa casi el 28 por ciento del PIB mundial”, puntualiza el líder de IBC Bank en Laredo.

En marzo, Laredo, Texas, superó a Los Ángeles como el puerto número 1 en el país. Un estimado de mil millones de dólares en productos y 14,000 camiones-remolques cruzan la frontera de Laredo y 250,000 personas cruzan la frontera de Texas diariamente. Laredo es un emblema de la integración de la economía de los Estados Unidos con sus vecinos del sur y del norte.

“Queremos que el presidente Trump mantenga a las personas equivocadas fuera de Texas y del resto del país. Pero también queremos mantener nuestra frontera abierta al comercio y los inmigrantes legales que siempre han contribuido a hacer de Texas y los Estados Unidos un lugar cada vez más próspero. Es hora de terminar con nuestra hipocresía en los Estados Unidos y es hora de que el Congreso haga su trabajo.”

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *