mar. Sep 21st, 2021

Por Rodrigo Juárez (Crónica de Hoy)

El oficial tercero, Luis A. López, perteneciente a las fuerzas federales de la Policía Federal, en 2017 quedó incapacitado realizando operaciones contra el narcotráfico, actualmente forma parte del 20 agrupamiento, que está diseñado para elementos lesionados o incapacitados.

Incapacitados de la PF, los más olvidados | La Crónica de Hoy

El despliegue de la Guardia Nacional que inició el lunes pasado con elementos de la Policía Federal, los cuales se rebelaron denunciando malas condiciones y malos tratos por parte de los militares, ha desencadenado que elementos se nieguen a formar parte del organismo de seguridad impulsado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pero también hay oficiales que al parecer no están siendo tomados en cuenta. 

El oficial tercero, Luis A. López, perteneciente a las fuerzas federales de la Policía Federal, en 2017 quedó incapacitado realizando operaciones contra el narcotráfico, actualmente forma parte del 20 agrupamiento, que está diseñado para elementos lesionados o incapacitados.

Los federales, y en especial el oficial López, temen por lo que vaya a pasar en 18 meses, cuando desaparezca la institución y se transforme en Guardia Nacional.

Dijo que fue en un enfrentamiento armado con grupos de la delincuencia organiza en Michoacán, donde resultó con heridas que lo dejaron con una parálisis del 40 por ciento en todo el cuerpo, recuerda que el seguro que le corresponde por ser trabajador del Estado, no se hizo cargo de los gastos, argumentando que no había sido en horas de trabajo.

También, como resultado de las lesiones y la incapacidad, se le quitó el bono de operatividad, una de las demandas de los federales y que la tarde de este miércoles se dio a conocer que en en la negociación este pago de 9 mil 800 pesos cada 25 días de trabajo que la institución da a los federales se iba a eliminar una vez se cumpliera el plazo de transición. 

“La GN, en sus pruebas y exámenes, ha rechazado a compañeros con un poco de sobrepeso, te imaginas lo que nos va a pasar a los trabajadores del 20 agrupamiento, muchos, por más que queramos, no podemos seguir trabajando, hacer labores en campo; ya hemos arriesgado la salud, queremos una indemnización digna u otra área de trabajo con todo bien, como lo tenemos en la Policía Federal”, comentó Luis.

Por su parte el oficial Villegas de la Gendarmería, asegura que en su situación personal la indemnización es la única opción que ve favorable, no quiere ir a la Guardia ni entrar a otra división o dependencia. 

Desde hace 12 años, Villegas realizó la pruebas para ser parte de la PF, y asegura que desde ese momento “sabía claramente que no quería entrar en las filas de la milicia”. El uniformado exige que la situación que lleva tres días de paro e incertidumbre finalice favoreciendo a los federales.

El debate entre los trabajadores y los directivos ha mantenido cautivo al oficial Villegas dentro de las instalaciones del Contel desde el fin de semana pasado: debido a que no ha podido sacar una credencial con la cual identificarse, asegura, no ha salido de las instalaciones ni ha visitado a su familia en Puebla, a la que no ve desde hace más de un mes.

Otros elementos dicen que después de las ofertas de unirse a nuevas instituciones del gobierno, es muy pronto para pensar en qué podrían hacer si los llegaran a indemnizar o liquidar, sólo están en la incertidumbre. 

Al paso de los días, el abandono de los elementos en torno a las mesas de diálogo realizadas en el centro de mando en Iztapalapa es notorio, ya que del miércoles, día que se tomaron las instalaciones, a este viernes, pasó de un grupo de más de 1500 elementos a ser poco más de un centenar. 

Los uniformados están cansados de estar parados bajo el rayo del sol, debido a que luego de las reuniones entre representantes y autoridades dentro del edificio de cristal, los informes se realizan al aire libre, en la plaza frente al asta bandera, para que puedan escuchar mejor.

Alrededor de las 14:00 horas un grupo de entre 25 y 30 familiares ingresaron al centro de mando para mostrar su apoyo, lo que provocó que el grupo que ya estaba muy disperso se juntara nuevamente para entonar el himno de la Policía Federal.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *