dom. Sep 26th, 2021

WALDO, LO QUE VIENE

Por: Francisco J. Peña Medina

Se veía venir…

    A escasos días de presentar su renuncia como funcionario estatal, platique poco más de 20 minutos a solas  con Waldo Fernández González ahora ex jefe del gabinete “Bronco” y ex titular de la Oficina de Representación del Gobierno del Estado en la Ciudad de México.

_.¿Como andamos?, le pregunté la tarde del pasado viernes 5 de julio a modo de “romper el hielo” momentos antes de entrevistarlo para el programa La PolemiKa Con K donde abordaríamos el tema: “Una Nueva Visión del Gobierno Independiente en Nuevo León”.

_. ¡Uf!, esto es un verdadero desmadre, me respondió claridoso entrecerrando los ojos y echando con fuerza el cuerpo hacia atrás en el mullido sillón del Estudio de televisión por internet “Ave Fénix”.

    La ambigüedad de su comentario me sorprendió de principio, sin embargo hoy,  a raíz de las circunstancias actuales en las que Waldo Fernández decide desmarcarse del gobierno independiente “tras evaluar la situación de polarización que prevalece en la escena política estatal” según su comunicado,  empiezo a entenderlo y visualizo como periodista la estrategia que viene.

Recuerdo que durante la emisión del programa  se le cuestionó al también ex diputado federal   perredista, ¿por qué puso en riesgo su capital político? al ingresar a una administración desprestigiada y cada vez mas repudiada por la ciudadanía; que fue -le advertí-como sumir su imagen limpia y trayectoria intachable en un chiquero de puercos.   

    -. Lo hice por Nuevo León y por que me gusta asumir grandes retos, replicó sagaz.

    -. Bueno pero tenían razón los abuelos cuando decían dime con quien andas y te diré quien eres, le revire tratando de ponerlo en aprietos.

    _. Pero también decían que hay aves que cruzan el pantano y no se manchan…, y primero soy gente de Nuevo León, ¡aguas!”, aclaro al vuelo.

¿Saldría intacto entonces el plumaje de Waldo Fernández luego de atravesar el pantano de un gobierno fallido, devaluado y corrupto?. Creo que si.

Waldo quien se califica como “un animal político raro” sabe lo que trae entre manos y está operando con maestría de tenaz ajedrecista su juego en lo que viene para él en la vida publica. Bien sabe que se avisará un futuro promisorio.

De hecho llegó a romper la parálisis de una administración que navega a la deriva.

Consiguió para Nuevo León liberar los recursos que harán realidad la construcción de la Presa Libertad, que se  concretara la compra de los vagones del Metro en su tercera etapa y que el gobierno federal concesionara 47 kilómetros de vías férreas  a fin de poner en circulación un Tren Ligero con una inversión de 13 mil millones de pesos que dará un respiro a la movilidad vial del área metropolitana de Monterrey. Obras son amores.

Por eso su carta de renuncia no tiene desperdicio y para quienes nos gusta leer entre lineas, al menos yo, descubro en su mensaje una intensión mas alla de una simple renuncia, Waldo Fernandez dibuja escenarios que que lo obligan a  “determinar que es necesario un periodo de reflexión para fijar la postura y el papel que tomará rumbo a lo que calificó como “la decisión más importante que tomará el pueblo de Nuevo León en su historia reciente”.

    Y se ofrece de cuerpo completo:

“Yo me niego a aceptar que la gente de Nuevo León volverá a votar por un sentimiento de venganza u odio hacia nadie… Y aunque al parecer a eso es a lo que le apuestan muchos actores políticos, yo estoy convencido de que hay otra forma de hacer política y de sumar a la gente para mejorar el rumbo de Nuevo León, ese ha sido mi sello, para muestra ahí tienen mi trabajo.”

    Antes Fernández González dijo que mientras la mayoría de los actores políticos locales están enfrascados en una guerra de odio en la que una día sí y otro también se denostan sin importarles mentir de forma vulgar, (los políticos estomacales que solo generan estiércol asi los bautizó) el estado está sumido en una situación de crisis que requiere del esfuerzo y la colaboración de todos.

Waldo da dos impactos subliminales; alerta a los nuevoleoneses para que en el 2021 no crucen la boleta inducidos por el odio que les generaron gobiernos pasados y vuelvan a equivocarse pero ademas, los previene de los políticos mercenarios que no hacen nada por el Estado y solo tiran estiércol y los exhibe y da paso a la polémica.

“Entonces ¿qué estan haciendo?, todo mundo esta acostumbrado a estar tirando estiércol, malo, asesino perro, atacan pero no construyen; hemos generado una sociedad de políticos estomacales que lo único que generan es estiercol, enfatizó el ex diputado federal por el PRD.

“Yo quisiera que le preguntaran hoy a los diputados, a los senadores, a los diputados locales; ¿qué han hecho por Nuevo León?, ¿me explico?, pero de manera tangible. Yo cuando fui diputado conseguí 500 millones de pesos en tres años y ahi están, aparte lo hice publico, lo hice de manera transparente le di dinero a alcaldes del PRI, del PAN del PRD, al gobierno independiente”, comentó en la transmisión.

    Y nos tansmitió esta Joya: “Yo creo que el cierre profesional en la política, porque tampoco quiero estar en esto toda la vida, tiene que venir con una campaña ¿para qué? no lo se”. Hay que leer entre lineas.

    Dejemos a Waldo Fernández en paz, por ahora,  que disfrute sus vacaciones que esta a punto de tomar con su familia,  luego de asumir una decisión trascendental. Le recomendamos que consulte con la almohada y deshoje la margarita y decida:   

Gobernador de Nuevo León, o un alto puesto que lo espera y le están ofreciendo por el rumbo de la Secretaria de Gobernación.

Ahi se la dejamos

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *