vie. Dic 2nd, 2022

Como castigo por no cumplir con sus compromisos en materia de obra pública, los habitantes de la comunidad Spuilhó, en el municipio de Huixtán, Chiapas, retuvieron y pasearon vestido de mujer al edil Javier Sebastián Jiménez Sántiz y al síndico municipal Luis Ton.

El alcalde del municipio indígena tsotsil fue vestido de mujer y paseado por las calles de la comunidad Spuilhó, como una forma de humillarlo y reclamarle que, tras un año de gobierno, no les ha cumplido con sus compromisos de campaña.

Es la tercera vez que los ciudadanos humillan al alcalde. La primera vez fue en la comunidad de La Era, en abril pasado, y la segunda en junio, en la comunidad San Lázaro Chilil, ambas por las mismas razones.

En las comunidades indígenas de Chiapas, vestir de mujer a los funcionarios y políticos es una forma de humillarlos por no haber cumplido su palabra.

Con información de La Silla Rota y Proceso

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.