sáb. Nov 26th, 2022


Por Salvador Hernández Landeros
A todo santo se le llega su hora. No hay fecha que no se llegue, ni plazo que
no se cumpla.
Del lunes en adelante la mayoría de los ciudadanos de Nuevo León ya
podremos estar tranquilos.
Ahora qué ya se va, por favor, que nadie se vaya a colgar el milagrito.
Se va en el peor momento. El sustituto, que llegará pronto, aplacará la
intranquilidad.
Los habitantes de este Estado ya estaban fastidiados de él. No hallaban a qué
Santo orarle para pedirle que se fuera.
En los últimos meses se volvió insoportable.
Muchos de los ciudadanos que habitan en el Área Metropolitana esperaban con
ansia que se fuera.
A leguas se notaba que mucha gente ya estaba “hasta el copete”. A quien se
le tocaba el tema, se fastidiaba hablar de él.
En lo personal, qué bueno que se va. Ya no tenía calificativos para referirme
a él.
El próximo lunes todo va a cambiar.
Les comento que Otoño es el sustituto. Digámosle adiós al ardiente Verano.
Al quemante calor que dejaremos junto con la “odiosa” canícula.
Disfrutemos las lluvias que se pronostican con 60 por ciento de probabilidades.
¡Felicidades!
chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.