mié. Oct 5th, 2022

Jessica Leal

Monterrey, N. L- A partir del próximo 30 de septiembre se inicia el traslado de unos 2700 reos del Penal del Topo Chico a otros centros penitenciarios de Nuevo León, informó el gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

Mientras tanto, la Comisión Estatal de Derechos Humanos solicitó al Estado se respeten los derechos humanos en el traslado y que se informe del protocolo a seguir luego de que se anunció el cierre de Topo Chico.

El Bronco dice que los traslados se harán una vez que esté lista la remodelación del Penal de Apodaca. “Es una decisión del Estado y es una decisión de que el Penal del Topo Chico ya no cumple con las características que debe tener para la propia seguridad del propio reo y finalmente no se van a ir fuera del estado, se van a cambiar solo de dirección”.

 Según el gobernante, los reos tendrán  una mejor calidad de vida así como oportunidades para rehabilitarse.

Por último agregó que los juzgados seguirán trabajando normalmente en las mismas instalaciones, sin embargo, una vez que estén listas en Apodaca, irán hacia allá.

A su vez, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León emitió medidas precautorias, dirigidas al secretario General de Gobierno del Estado, a efecto de que los traslados de personas privadas de la libertad del penal del Topo Chico, como se tienen contemplado a  finales de septiembre, se lleven a cabo adoptando medidas oportunas, efectivas y primordialmente de respeto a los derechos humanos.

Solicita se informe cuál es el protocolo que se implementará para realizar dicho traslado; la política para atender su clasificación; las acciones que se llevarán a cabo para informar, tanto a la autoridad judicial como a sus familiares del traslado; garantizar que las pertenencias de todos y cada uno de las personas  privadas de la libertad, sean entregadas en debido estado, a éste o a quien él designe.

Además, que una vez que se efectúe el traslado, los actos de revisión deberán atender a los principios de necesidad, razonabilidad y proporcionalidad; que se realicen de la manera menos intrusiva posible, respetando su intimidad e integridad física y se  garantice en todo momento, que las personas privadas de libertad no reciban agresiones físicas o mentales, así como tratos humillantes que propicien la exhibición pública.

Por último, se prevea que los lugares de estancia donde sean ubicadas las personas trasladadas, se encuentren en condiciones de estancia digna, es decir, espacio suficiente para deambular; luz; ventilación natural y artificial; camas y colchones para cada uno de los reclusos, alimentación, agua para consumo y aseo personal, retrete y regadera. 

La CEDHNL otorgó a la autoridad un plazo de tres días naturales para que informe  sobre las medidas y acciones adoptadas al respecto.

El cierre de Topo Chico, forma parte de un proyecto de gobernabilidad de los cuatro penales que quedarán: el de Apodaca, Cadereyta, el de jóvenes y Mujeres, informó a su vez el secretario general de Gobierno, Manuel González.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.