vie. Ago 19th, 2022

Jessica Leal

Monterrey, N. L- Nuevo León se declaró en estado de alerta ante inminentes lluvias y la amenaza de la depresión tropical número 7 a punto de convertirse en la tormenta Fernand, localizada frente a las costas de Tamaulipas.

Se advirtió a la población de los riesgos de las intensas lluvias que se esperan a partir de la tarde del martes y que continuarán al menos las próximas 48 horas.

En un boletín el servicio meteorológico nacional de la Conagua ubicaba a la depresión tropical número 7, a 300 kilómetros de La Pesca, Tamaulipas.

Se estableció una zona de vigilancia por efectos de tormenta tropical desde Barra El Mezquital hasta La Pesca, Tamaulipas.

Advierte  que existen riesgo de deslaves, aumento en los caudales de ríos y arroyos, e inundaciones en zonas bajas, y recomendó a la población atender las indicaciones de Protección Civil.


Las lluvias serán puntuales y torrenciales para Tamaulipas y Veracruz, mientras que para regiones de Nuevo León, serán fuertes y durarán desde este martes hasta el jueves.

El Centro Nacional de Huracanes, de Miami, Florida, estimó que esta depresión se convertirá en las próximas horas en la tormenta Fernand.

A las 7:00 horas, el sistema estaba ubicado a 320 kilómetros al este de La Pesca y a 360 kilómetros al este-noreste de Tampico, con vientos máximos sostenidos de 55 kilómetros por hora y rachas de 75 kilómetros por hora, así como un desplazamiento al oeste a 11 kilómetros por hora.


Desde la noche del lunes  comenzaron a registrarse las primeras lluvias en el municipio de Soto la Marina.

La Secretaría de Marina advirtió de oleajes elevados de entre 3 y 5 metros de altura en el área de Veracruz y Tamaulipas.

Se recomienda a la población que se encuentra en zonas de influencia del sistema extremar precauciones y atender las recomendaciones de las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil.

Ya que debido a las lluvias podrían registrarse deslaves, deslizamientos de laderas, desbordamientos de ríos y arroyos con afectaciones en caminos y tramos carreteros, así como inundaciones en zonas bajas.

Se anticipan también fuertes vientos con rachas.

Por otro lado, ante los pronósticos de lluvia que se esperan para la presente semana, el Municipio de Monterrey estará alerta para prevenir en lo posible inundaciones en los puntos conflictivos de la ciudad.

Las acciones se realizan antes, durante y después de las precipitaciones por dependencias como Protección Civil, Tránsito, y Obras Públicas.

El director de Tránsito Azael Castillo Vargas, mencionó que, en caso de lluvia, la población deberá de salir con más tiempo de su domicilio, colocarse el cinturón de seguridad, y no ir escribiendo o hablando por teléfono celular.

Además, el conductor debe guardar su distancia al manejar, tener precaución en las zonas de encharcamiento, circular a baja velocidad, con las luces principales encendidas, y las intermitentes activadas. 

Los oficiales estarán al pendiente de aplicar los cierres oportunos en los puntos de riesgo que tradicionalmente se registran en la zona Norte, en Lincoln y Paseo de Cumbres; Mitre y Marcelo Torcuato Alvear (el arroyo) y en Fidel Velázquez y Copán.

En la zona Centro se afecta principalmente el cruce de Constitución y Padre Mier y Ruiz Cortines y Conchello; y en la Sur, el riesgo es en el Paso a desnivel en Garza Sada, frente al Parque Canoas

Para quienes sean sorprendidos por la lluvia en sus trayectos, es importante que tengan identificados los pasos a desnivel, lugares bajos, arroyos, ríos, canales y/o encharcamientos para evitar cruzarlos y esperar a que baje la intensidad de la precipitación. 

La secretaría de Servicios Públicos de Monterrey hizo un llamado a la comunidad evitar tirar basura, muebles, o cualquier tipo de material a la vía pública, pues esto generará taponamientos en los desagües, bocas de tormenta, y drenajes pluviales que eventualmente redundarán en graves inundaciones en los próximos días en que se pronostican lluvias intensas.

Para aminorar estos riegos, elementos operativos de esta dependencia se han abocado los últimos días a la limpieza de alcantarillas y rejillas.

 Se han limpiado  mil 572 rejillas de las cinco zonas en que se divide la ciudad, logrando recolectar en ocho días 42.91 toneladas de basura y azolve.

Aunque estas labores son permanentes, se intensifican ante la alerta de lluvias, de tal forma que en promedio mensual el desazolve de alcantarillas tan solo con el hidrojet alcanza a 290 piezas, con la recolección alrededor de 131 toneladas; mientras que el promedio mensual que se efectúa manualmente es de 3 mil 180 piezas, con 46 toneladas.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.