Putin apoya a Maduro y quiere diálogo con la oposición

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, reiteró a su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, su apoyo frente al autoproclamado líder interino, el opositor Juan Guaidó, al tiempo que le transmitió que el diálogo con la oposición debe proseguir.

“Rusia respalda consecuentemente los órganos de poder legítimo de Venezuela, incluida la presidencia y el Parlamento”, dijo Putin en su reunión con Maduro en el Kremlin.

Maduro ha recibido el apoyo de Putin en numerosas conversaciones telefónicas en los últimos ocho meses, pero hoy ha sido la primera vez en que los dos mandatarios se han visto desde que Guaidó se declarara presidente interino de Venezuela en enero pasado.

Las visitas de miembros del Gobierno de Maduro a Rusia han sido constantes en los últimos meses. Por Moscú han pasado la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez; el vicepresidente sectorial para el Área Económica, Tareck El Aissami; el ministro de Exteriores, Jorge Arreaza, y el titular de Petróleo, Manuel Quevedo.

No es para menos, porque Rusia es actualmente el principal socio del régimen de Maduro, junto con China, Bolivia, Cuba, Nicaragua y Turquía, entre otros, frente a los más de 50 países -liderados por Estados Unidos- que apoyan a Guaidó, al considerar que las últimas elecciones presidenciales no contaron con todas las garantías democráticas.

Moscú siempre ha abogado por el diálogo en Venezuela y por una solución pacífica, y ha rechazado la injerencia extranjera en los asuntos internos del país andino, así como cualquier intervención militar en la nación latinoamericana.

Putin reiteró hoy en este sentido que Rusia respalda “el diálogo que usted, señor presidente, y el Gobierno mantienen con las fuerzas de oposición”, pero pidió sobre todo persistencia a las partes.

El mandatario ruso sostuvo que “toda renuncia al diálogo la consideramos irracional, dañina para el país y constituiría una amenaza para el bienestar de la población”.

Tras el fracaso del diálogo en Barbados, el oficialismo junto a partidos minoritarios de la oposición anunciaron una “mesa de diálogo nacional” que, además del regreso del chavismo al Parlamento, contempla la liberación de los “presos políticos” y la promoción de un canje de petróleo por alimentos, medicinas y servicios.

Maduro recalcó que los dos países han “demostrado que en medio de las dificultades podemos avanzar juntos”.

Para el presidente venezolano, la reunión de hoy, ya casi finalizando el año, es “muy importante”, sobre todo “para hacer un balance de las dificultades, de las realidades, de los avances y para proyectar los años futuros” de cooperación bilateral.

Posteriormente, Maduro escribió en su cuenta de Twitter que los dos mandatarios revisaron “todo el mapa de cooperación bilateral”: “Trazamos nuevas rutas para la profundización del sistema de cooperación e intercambio entre nuestros pueblos”.

Y es que el presidente venezolano no solo ha buscado -y recibido- el apoyo político de Putin, sino también el económico, ante las sanciones de EEUU a altos dirigentes del Gobierno y a la estatal petrolera Pdvsa, la principal fuente de ingresos del país.

Maduro afirmó que tras la última comisión intergubernamental de alto nivel entre Rusia y Venezuela “muchos temas se han encaminado exitosamente”. En abril los dos países firmaron once acuerdos.

Rusia y Venezuela han suscrito en los últimos 18 años alrededor de 260 acuerdos de cooperación en materia minera, petrolera, económica, energética, alimentaria y militar.

Según los documentos que se prepararon para la reunión de este miércoles, Venezuela espera inversiones rusas de unos 1.000 millones de dólares en proyectos mineros.

De acuerdo con Putin, Rusia ha invertido unos 4.000 millones de dólares en la economía venezolana. También subrayó que el comercio entre ambas naciones ha aumentado un 10 % en los últimos tiempos, lo que “es muy importante ante la situación muy difícil de Venezuela”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *