En la opinión de Pedro García

De nada le sirvió al D.T. de Rayados, Diego Alonso, evitar un esquema táctico fragoroso ante Cruz Azul para pugnar -sin éxito-, por el triunfo ante Tigres donde las fallas del portero y de los delanteros lo han echado del trabajo.

Al diseñar, Alonso, una estrategia conservadora ante Cruz Azul con el objetivo de ganar a toda costa el “clásico” regiomontano cavó su tumba laboral.

A su vez, los dueños del Monterrey son simplistas y hasta miopes. Pecan de “cortoplacistas” al presupuestar, de manera obligada el triunfo en el “clásico”.

También, Alonso apostó a lo mismo, de ahí su planteamiento en la doble jornada que le ha dejado una frustración profesional. El cese de Alonso estaba dibujado si se consumaba la derrota, el sábado.

La idea de algunos entrenadores de presentar cuadros alternativos en “jornadas dobles” es una tontería. Los futbolistas muy bien pueden disputar tres partidos en cuestión de días, sin sacrificar puntos o victorias.

En los detalles, los errores del portero Barovero, el delantero Funes Mori y el mediocampista Rodríguez, fraguaron la derrota ante Tigres y el despido de Alonso. Así, no hay D.T. que perdure.

A Tomás Boy le pasó lo mismo en el choque de Guadalajara con Pachuca al que iba derrotando con una buena actuación general, hasta que a los defensas de Chivas les dio por arriesgar la posesión del balón en la zona baja y la potencial victoria se convirtió en una goleada, en contra, y adiós Tomás.

Luego, Tena debutó supliendo a Tomás Boy y corrió la misma suerte ante el América que lo goleó 4 a 1 a causa, principalmente, de dos jugadores de Chivas que se hicieron expulsar de manera insensata.

El partido fue de 5 goles, lo que motivó comentarios elogiosos de los expertos en el sentido de que ese “clásico” fue mejor que el regiomontano, no lo creo. Como no creo que el encuentro Rayados-Tigres fue aburrido. Fue, en cambio, una guerra de estrategias ganada por Ferreti entrenador proclive al perfeccionismo utópico, pero que le ha dado buenos resultados, en lo general.

ResponderResponder a todosReenviar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *