Taxistas de la CROC, exigen cese de operativos en su contra e irrumpen en Congreso de NL; se arma zafarrancho

David Casas

Monterrey, N. L- Hartos de que inspectores de la Agencia Estatal del Transporte les persiga, decenas de taxistas de la CROC, al grito de “Fuera Noé, fuera Noé”, y “abran la puerta”, irrumpieron a patadas  e intentaron tumbar la puerta de madera de acceso al recinto donde sesionaban los diputados locales.

Encabezados entre otros líderes de la CROC,  por Osvaldo Serna Servín, secretario general de la Federación Estatal de Sindicatos de Trabajadores del Autotransporte, exigieron  ser atendidos por los legisladores pues dijeron estar hartos de la persecución injusta que tiene contra ello la Agencia Estatal del Transporte que dirige Noé Chávez Montemayor.

En la trifulca algunos empleados del Congreso entre ellos el jefe de Seguridad alcanzaron algunos golpes cuando junto con policías se opusieron a que entrarán. Luego la diputada panista Claudia Caballero salió a recriminarles por qué los golpes. “Golpéenme  a mí, a nuestros empleados no se vale ” les dijo y le pidió que se registren para acceder.


Osvaldo Serna Servín advirtió que  si no son atendidos van a volver al Congreso a quemar carros y tomar otras medidas toda vez que Chávez Montemayor la ha emprendido desde hace meses contra ellos al aplicar multas injustificadas que van desde los 22 mil a los 40 mil pesos.

Dijo que las multas que impone la Agencia son, en algunos casos, más altas que el valor de los autos.

Una multitud de taxistas se quedaron en las afueras del Congreso mientras un grupo de dirigente se trasladaron al Palacio de Gobierno para abrir un diálogo con el Secretario General de Gobierno, Manuel González.

La vialidad en la calle Zaragoza presentó embotellamiento, debido a las unidades que ocupan hasta tres carriles, entre el cruce de Matamoros y Juan I. Ramón al grado de que tuvieron que cerrar vías aledañas al recinto.

Los taxistas croquistas exigieron freno a las multas impuestas por la Agencia Estatal del Transporte y pidieron la destitución de su titular, Noé Chávez.

En algunos momentos la situación se tornó tensa debido a que no se les atendía y exigían hablar con diputados en tanto esperaban la comitiva que fue a palacio de Gobierno.

Serna Servín dijo que desde el inicio de la administración de Jaime Rodríguez, a través de la Agencia Estatal del Transporte se ha emprendido una persecución contra los taxistas de esa central obrera y otras organizaciones en tanto, se privilegia a “los piratas que ofrecen servicio por medio de plataformas digitales”.

Los protestantes llamaron rateros y vendidos a los diputados y afirmaron que están hartos de que se les persiga, se les multe, se les impongan obstáculos y se les haga ver como “los malos”.

“Estamos hartos y no vamos a ceder nuestra fuente de empleo, somos miles de taxistas   (unos 30 mil en la zona metropolitana) y no estamos dispuestos a permitir más alevosía de la autoridad”, dijo Serna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *