Alistan diputados aprobar legítima defensa en negocios

Monterrey, N. L- Un ladrón que entró a un negocio a robar y que fue abatido por un guardia de seguridad, abrió la necesidad de extender la legítima defensa que está actualmente en la Ley sólo en vivienda.

 La extensión de legítima defensa a negocios fue aprobada en comisiones y ahora espera ser aprobada por el Pleno por los 42 diputados locales.

 Al extender la legítima defensa se busca darle herramientas a los ciudadanos para que puedan defender su patrimonio ante los delincuentes, explica el presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad Pública, diputado Álvaro Ibarra,

De extenderse la legítima defensa se podría partir de la presunción de culpabilidad, porque el propietario del negocio estuvo en peligro ante la amenaza del delincuente.

En mayo de 2017 el Artículo 17 del Código Penal de Nuevo León fue reformado para permitir la defensa propia del ciudadano cuando se allane o se intente entrar a su casa.

De acuerdo con la enmienda el artículo 17 de la mencionada ley, cualquier persona puede ejercer fuerza letal en contra de quien traspase o pretenda traspasar, sin autorización, la propiedad en la que se encuentren los afectados.

“Igual presunción, salvo prueba en contrario, favorecerá al que causare cualquier daño, lesión o prive de la vida a otro, a quien encontrare dentro de su hogar; en la casa en que se encuentra su familia, aun cuando no sea su hogar habitual; en un hogar ajeno que aquel tenga obligación de defender; en el local en que aquel tenga sus bienes, o donde se encuentren bienes ajenos que tenga obligación legal de defender, y el intruso ejerza violencia sobre las personas o sobre las cosas que en tales sitios se hallen”, señala el código aprobado en 2017.

El fin de semana  un presunto delincuente fue abatido al intentar asaltar un negocio ubicado en el cruce de las calles Matamoros y Aldama, en el Centro de Monterrey.

El diputado Ibarra dice que le corresponde al Ministerio Público determinar si el asesinato del delincuente fue el legítima defensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *