Dilema en el PRI, es mudo


Por Salvador Hernández LANDEROS

Los estrategas de comunicación en el PRI, traen un dilema que los atormenta. A su presidente, en el medio político, se le conoce como “El Mudo”.

En el edificio de Pino Suárez y Arteaga, no saben a ciencia cierta por qué a Heriberto Treviño Cantú, se le conoce de tal forma, pero por algo será.

Lo que agobia a esos estrategas de imagen, es no saber qué hacer cuando “El Mudo” tenga que hablar en público o pronunciar un discurso.

Según se sabe, quienes manejan la propaganda en el PRI, podrían recurrir a la percepción visual para resolver el problema, pero Nairobi Lira llegó de adorno.

Es decir, establecerían un canal de comunicación oral y de señas, muy visto en “las mañaneras” del presidente Andrés Manuel, pero a la inversa.

En las conferencias matutinas, quien habla es AMLO y en las señas un traductor. La inversa sería que el traductor hable y “El Mudo” haga señas.

Sin embargo, también esperarán la conformación con nuevos nombramientos en el PRI. Del presidente y la secretaria general, ya llegaron algunos.

Por lo pronto, un cambio o ascenso fue con José Luis Garza Ochoa, como secretario de organización, quien con Pedro Pablo estuvo en gestión social.

Otro cambio pendiente, es el del Secretario de Finanzas, mientras que, a Luis Grado Torres, jefe de la oficina del presidente, le tocaron las golondrinas.

Por lo pronto, los futuristas ya están acomodando a Heriberto Treviño como diputado federal plurinominal, para dentro de un año, si es que el PRI gana.

A la secretaria general, Claudia Escamilla Espinoza, le dan pocos meses en el cargo. Podría ir por la alcaldía de Montemorelos, apoyada por la CTM.

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *