Cristina es la duda


Por Salvador Hernández LANDEROS

En el PRI de Nuevo León no todo está dicho. Tampoco Adrián está seguro. Hay supuestos inconformes e Ildefonso está en espera de lo que diga Cristina.

Vamos a empezar por el principio. Para sustituir a Pedro Pablo en el PRI, estaban apuntados Rogelio Cerda Pérez y Heriberto Treviño Cantú.

Cerda Pérez apoyado por José Natividad González Parás y Heriberto Treviño, por Rodrigo Medina de la Cruz. Hubo fotos que circularon en redes y medios.

Rogelio es de José Natividad y ni como negarlo. También lo es de Ildefonso, quien elogia su apoyo, como colaborador en la Secretaría de Economía.

Con Cristina Díaz Salazar, tiene una relación de amistad a toda prueba. Una 

de ellas está colocada como titular de la Secretaría de Seguridad Pública.

Ildefonso, como ex secretario tiene un buen currículum, pero el de Cristina, impresiona. Con más experiencia en procesos electorales, nacionales y locales.

Cristina ha sido diputada local y dos veces federal. Dos veces alcaldesa de Guadalupe. Senadora. Presidenta del CDE del PRI y dos veces del CEN.

Según, la llegada de Heriberto Treviño, inconformó a varios priistas, entre ellos a Felipe Enríquez y a Héctor Gutiérrez, suspirante a la alcaldía regia.

Se duda de la inconformidad de Héctor, porque Raymundo, quien apoya a Heriberto, fue su colaborador en el manejo de mucho presupuesto federal.

Igual no se cree en un rompimiento político entre Nati y Rodrigo. Una moneda de cambio sería la Alcaldía de Monterrey, para Francisco Cienfuegos

Pero Cristina Díaz no ha dicho nada. Su oficio político y disciplina partidista no deben desperdiciarse. La duda es si apoyará a Adrián, o Ildefonso.

chavalolanderos@yahoo.com.mx 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *