Muere la vedette Wanda Seux

Javier García | El Sol de México

Finalmente, la vida pasó factura a Wanda Seux, una rubia despampanante que triunfó en los escenarios de México. Paraguaya. Vedette. Delgadita, pero de sinuosas curvas. Primero, un derrame cerebral; después, el corazón se le detuvo para siempre. Ya había batallado contra el cáncer durante una década, o más. Y vivió sus últimos días en la Casa del Actor.

Llegó a México en 1976, dispuesta a conquistar al público nocturno. La llamaban La bomba de oro, por sexy.

Vivíamos tiempos de vedettes y no tardó en triunfar envuelta en espectaculares atuendos de chaquira y lentejuelas, rematados con boas de plumas multicolores. Despertaba sueños mojados y candentes ilusiones mientras actuaba, desbordando erotismo.

Su trayectoria en las pistas, sin embargo, fue corta. Así es la vida de las vedettes: dura lo que perdura la anatomía fresca, rozagante; después, a otra cosa, mariposa. No obstante, se erigió como una de las diosas de la noche e hizo suyo El Capri, aquel pomadoso cabaret de Juárez y Balderas ubicado en los altos del hotel Regis, donde llenaba a tope cada show, alebrestando corazones.

Otros centros nocturnos de postín como el Follies Bergere, El Can Can y los salones del conjunto Marrakesh en la Zona Rosa, también la vieron triunfar en virtud de sus dotes artísticas –y su belleza– integrándose de este modo a la élite de las vedettes en nuestro país: Olga Breeskin, Lila Déneken, Gloriella, Lyn May, Rossy Mendoza, La Princesa Lea, Iris Cristal… ¡Cuántos nombres, cuántas reinas!


Wanda Seux era una de esas soberanas que al poco tiempo aparecía en cine y televisión porque aquellos caballeros que las prefieren rubias, apasionados, ansiaban verla. Y ella los cortejaba con sinuosos movimientos sobre la duela, bailando al compás de la música.

Paraguaya, no argentina

Aunque muchos apuestan por su nacionalidad gaucha, lo cierto es que Wanda nació en Paraguay el 3 de enero de 1948 con el nombre de Juana Amanda Seux Ramírez, pero al poco tiempo la familia se mudó a Salta, en Argentina, donde empezó a laborar como modelo en tanto estudiaba inglés. A la edad de 18 años emigró a Buenos Aires, empleándose como bailarina de danzas árabes en un restaurante.

Era muy atractiva, cautivadora. Fue descubierta, entonces, por el empresario Eber Lobato, marido de una de las grandes vedettes del país de las pampas, Nélida Lobato, quien igualmente se había presentado en México, y regresaron a Wanda a la tierra del tango con el fin de renovar la vedetteada. Debutó en el Teatro Nacional con la revista Escándalos, alternando con Nélida y otra figura muy conocida en México: la exuberante Zulma Faiad.

Por aquellos tiempos un promotor argentino, por cierto, se desempeñaba con atingencia en nuestro país, estaba de moda. Se llamaba Hugo López y manejaba, entre otras figuras, a Julio Iglesias. De hecho, él fue quien proyectó la carrera de Luis Miguel a niveles altos. Hugo trajo a Wanda Seux al espectáculo mexicano y aquí se quedó ella, haciendo carrera. El promotor moriría en los años 80.

Wanda iluminó con su nombre las marquesinas de los cabaretes de la época y en el ínterin de las décadas 70 y 80, fue llamada por el cine de ficheras, de gran auge por aquel entonces, actuando en películas de cómicos y albureros como La vida difícil de una mujer fácil, La golfa del barrio, Entre ficheras anda el diablo, Chile picante, Qué buena está mi ahijada, entre otras; aunque debutó en El arracadas, en 1978, alternando créditos con Vicente Fernández.

Todavía en 2016 participó junto con Olga Breeskin, Lyn May, Rossy Mendoza y La Princesa Yamal en el filme documental Bellas de noche, de María José Cuevas, la hija del fallecido artista plástico José Luis Cuevas.

En telenovelas, mientras tanto, actuó en seis producciones, entre ellas Alcanzar una estrella (1990) y Hasta que el dinero nos separe (2011).

Abajo del escenario

Su vida privada guarda detalles que a final de cuenta son muy humanos. Alguna ocasión afirmó en entrevistas, por ejemplo, haber sido abusada sexualmente cuando tenía 18 años, y que contrajo nupcias a la edad de 23 años con un hombre llamado Daniel, 37 años mayor que ella y de quien se divorció cinco años más tarde.

También reveló haber criado una hija adoptiva de nombre María Florencia, quien, se supone, radica en Argentina.

En 2010 fue diagnosticada con cáncer de mama, enfermedad que logró superar, hasta que el pasado 26 de enero y en completa soledad, apenas acompañada por sus mascotas, sufrió un infarto cerebral.

LO QUE DEBES SABER

· Wanda nació con el nombre de Juana Amanda Seux Ramírez, el 3 de enero de 1948 en Paraguay.

· Fue el promotor de Luis Miguel, el argentino Hugo López, quien la invitó a venir a nuestro país.

· Conquistó al público noctámbulo de México con su estilo espectacular de moverse en el escenario.

· Debutó en el cine con la película El Arracadas, en 1978, alternando con Vicente Fernández.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *