Silbatazos

Por: Antonio Sánchez R.

Rugió el León…

Sin llegar a ser lo que se esperaba, en un duelo nuevamente c errado en la media cancha, con imprecisiones a la ofensiva por ambos lados y por momentos a un ritmo semi lento, León dio el rugido definitivo que lo llevó a conquistar su octava corona, con un marcador de 2-0, para un global de 3-1, resultado que, por el momento, manda a guardar la famosa “Maldición del Superlíder”.

Y aunque la lesión de Ángel Mena apenas iniciado el primer tiempo hacía pensar en que La Fiera no tendría suficiente “garra” para llegar sanos a la otra orilla, la verdad es que se supo sobreponer a esa contingencia y sacó el partido con cierta solvencia, no sin antes sufrir algunos sustos propiciados, más que nada, por su tendencia a irse al ataque dejando importantes huecos a la retaguardia.

De hecho un poco antes de salir, Ángel Mena es quien pone el pase para que Emmanuel Gigliotti abriera el marcador apenas a los 12 minutos, con cierta complicidad del arquero Talavera, anotación que hacía presagiar lo peor para los Pumas Universitarios, pero dos minutos más tarde vendría la sustitución de Mena, quien ya no pudo continuar, pues en el esfuerzo realizado en la jugada del gol terminó por “tronarse”, por lo que su lugar lo ocupó el tico Campbell.

Ante la anotación, vino la reacción universitaria, pero sin contundencia, con pases filtrados que por lo regular fueron contenidos con solvencia por la defensa leonesa y cuando vinieron los disparos de media o larga distancia, las intervenciones de Rodolfo Cota pusieron orden en los momentos que más se requería. Por cierto que del lado de los Pumas, la reaparición de Alfredo Talavera en el arco auriazul no fue lo que se esperaba y aunque tuvo algunas intervenciones importantes, en el primer gol tuvo gran culpa, pues sale mal y a destiempo.

El trámite del partido, aunque no fue sencillo, lo llevó el equipo de Nacho Ambriz de una manera sencilla, arriesgando poco pero llegando frecuentemente tanto por izquierda como por derecha. La desesperación empezó a cundir en el cuadro universitario capitalino que, aunque sin bajar los brazos, cada vez se equivocaban más en las jugadas al ataque, mientras que la defensa por momentos hacía agua, lo cual se vino a evidenciar cuando Jairo Moreno, que recién había ingresado apenas un minuto antes, a pase preciso y precioso del “Chapito Luis Montes, llega al área, recorta a un defensa que se pasa en su barrida y fusila a Talavera, quien en esta ocasión nada podía hacer ante el potente disparo que significaba el 2-0 definitivo.

El resto del tiempo fue navegar con tranquilidad para los esmeraldas, quienes así terminaban con seis años y medio de “sequía” y a un año y medio de haber perdido aquella final contra Tigres, en el Clausura 2019, cuando no pudieron abrir el cerrojo impuesto por el “Tuca” Ferreti, quien mandó a su equipo a cerrar todos los caminos para impedir que La Fiera metiera un solo gol. Esta vez fue diferente, pues el equipo que estaba enfrente era, obviamente, otro, con un esquema distinto y además, el marcador estaba igualado a un gol por bando, por lo que forzosamente se tenían qué abrir para buscar la anotación.

Aunque en el fútbol no existe lógica y muy pocas veces hay justicia, en esta ocasión ambos conceptos se hicieron presentes, pues la lógica indicaba que aquel equipo que había dominado durante el torneo debía coronarse como campeón y así sucedió, con lo que al mismo tiempo se hacía justicia al ser el Superlíder quien obtuviera el máximo galardón del Torneo Gard1anes 2020.

Así, Ignacio Ambriz consigue su primer título en la Liga Mx, luego de varios años de estar en esa sufrida profesión de Director Técnico, en la que poco se reconoce el esfuerzo si éste no va acompañado del éxito, de títulos. En el León tuvieron confianza en Ambriz y hubo suficiente paciencia para esperar a que el proyecto del técnico  capitalino fructificara, con una plantilla que maduró bastante tras el fracaso del Clausura 2019 y que hoy finalmente obtienen la ansiada octava estrella. León: Digno CAMPEÓN.

Y ya que hablamos de campeones, hoy tendremos el partido de vuelta de la Final del Torneo Guard1anes 2020 de la Liga Mx Femenil, que tiene como contendientes a las dos escuadras locales, Tigrillas y Rayadas, en la que se encuentra adelante la escuadra felina, comandada por Roberto Medina, tras haber salido con la victoria por 1-0 en el partido de “ida” celebrado el pasado viernes en el Estadio BBVA.

Esta noche se enfrentan en el Estadio Universitario y las Rayaditas de Héctor “Tito” Becerra tendrán qué mostrar algo más de lo que ofrecieron la noche del viernes, si es que quieren levantar de nueva cuenta el trofeo de campeonas, ante un equipo bien dirigido y con mucho oficio, ordenado en todas sus líneas. Las Rayaditas tienen un buen nivel y “Tito” Becerra ha hecho un excelente papel al frente del equipo, por lo que hoy deberán mostrar de qué están hechas en esta cada vez más intensa confrontación a la ya se le cuelga la etiqueta de “Clásico”, equiparándola con la existente a nivel masculino.

En fin, si ya rugió La Fiera en León, vamos a ver si hoy las chicas de Héctor Becerra son capaces de apagar el rugido de las “Tigresas”, en la tercera final que se juega entre estas escuadras, con dos victorias para las “Tigresas”. ¿Se hará realidad aquello de que “la tercera es la vencida”? Vayan haciendo sus apuestas (pero no les pregunten a los de Cruz Azul) por sus favoritas… ¡Ah!…, y si tienen tele… ¡pues ahí se ven!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *