dom. May 15th, 2022

Por: Antonio Sánchez R.

Cabildeos en puerta..

Algunas de las pruebas políticas a que estará sometido el nuevo gobierno estatal giran en torno a las relaciones que pudiera establecer el aún flamante mandatario y de las que se derivarán muchos de los asuntos que tienen qué ver con el desarrollo y bienestar de la población. En base a los resultados que se obtengan, veremos los alcances de Don Facturo García, de quien se espera mucho…, todavía.

Pero como dijo un famoso personaje, azote de la ciudad de Boston, Massachusetts: “vamos por partes”. El juego político, ahora en manos de un joven con ansias de comerse el mundo a puños, ésta en vías de de tomar un giro interesante, en el que entrarán en escena las distintas corrientes existentes en el estado, además de la ya gobernante “Fosfo-Fosfo”, cruzada con el naranja.

De ahí que sea super importante la figura de quien se haga cargo de los asuntos políticos del gobierno estatal y que no es otro más que el Secretario General de Gobierno, Javier Luis Navarro Velasco, ex empleado de la IP y quien tiene cero experiencia en este tipo de asuntos y todo lo que usted guste o mande puede suceder, pues habrá quien quiera sacar raja de la inexperiencia del nobel funcionario.

Las relaciones que conllevan al cabildeo necesario para determinar el rumbo de la mayoría de los asuntos, serán una dura prueba para Javier Navarro y, también, para su jefe el gober, quien se supone ha adquirido cierta experiencia en ese corto vuelo que ha tenido desde hace seis años, primero como diputado local y más recientemente como senador de la República. Pero queda claro que una cosa es la experiencia legislativa y otra muy distinta es GOBERNAR.

Decíamos en muestra entrega anterior que quizá existan muy buenas intenciones en el gobierno estatal, pero que el camino al infierno está pavimentado de buenas intenciones. Puede ser cierto eso de las buenas intenciones, pero para concretarlas, se debe estar seguro de que cada movimiento que se haga sea el adecuado y que las metas y objetivos se vean realmente cumplidos.

Las buenas relaciones, los buenos oficios que deberán desarrollar el Fosfo Gober y su equipo, empezando por Navarro Velasco, tendrían qué aterrizar en áreas importantes, en terrenos visibles, para evitar a toda costa que se empiecen a levantar los clásicos “sospechosismos”, preámbulo de gobiernos fallidos o de nulos alcances. Una gestión que empieza con el pie izquierdo, está destinada al fracaso.

Por eso es importante insistir en esos cabildeos que ya deberían estar en marcha, desde las relaciones con los partidos políticos, las asociaciones religiosas, el empresariado, las organizaciones no gubernamentales y hasta el poder legislativo, sin olvidar el trato que se debe dar a cada uno de los ayuntamientos, los 51 con que cuenta el estado de Nuevo León, a los que se deberá dar un trato digno y equitativo.

Ya habíamos comentado que la relación que se vaya a dar ente el Ejecutivo y el Legislativo tendrá que ser de lo mejor y que lo más probable es que empecemos a tener, incluso, tratos “en lo oscurito”, como suele suceder cuando se trata de buscar la aprobación de iniciativas que provienen de la oficina del gobernador. Volver a lo mismo de siempre, a través de “cabildeo$ efectivo$ y convincente$”, sobre todo cuando el gobierno en turno está condenado a nadar contra la corriente, al tener los números en contra, pues no les alcanza ni para una mayoría simple, mucho menos para una mayoría ponderada, que es la que se requiere en asuntos de vital importancia.

En fin que la tarea que le espera a Don Facturo García es ardua y si quiere sacar adelante su gestión debe ponerse a trabajar ya, a generar confianza a partir de la presentación de proyectos visibles, haciendo a un lado, sin abandonarlos, los casos de denuncia, que lo único que hace pensar es en que al Fosfo Gober aún no le cae el veinte de que la campaña ya terminó y que ya hay qué empezar a “jalar” en serio, o no? 

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.