mié. May 18th, 2022

Según la sección de Valores de Propiedades.com, en Yucatán las casas en venta tienen un precio medio de 2.5 millones de pesos. 2.2 millones de pesos si es un departamento. Las rentas mensuales tienen un costo aproximado de 9,346 y 11,949 pesos.

Para Campeche, el precio medio de las casas y departamentos en venta es de 2.2 millones de pesos. Por su parte, el alquiler medio de ambos tipos de propiedades se ubica entre 6,896 y 15,740 pesos al mes, aproximadamente.

En Coahuila, las casas y departamentos en venta tienen un precio aproximado de 1.9 millones de pesos. Si prefieres alquilar una vivienda, los costos mensuales aproximados van de los 7,484 a los 11,313 pesos.

Las casas en venta en Durango tienen un valor estimado de 1.7 millones de pesos. Los departamentos, por otro lado, tienen un costo aproximado de 1.4 millones de pesos. Los alquileres mensuales se encuentran en un rango entre 7,378 y 11,805 pesos.

Finalmente, en Baja California Sur las casas en venta se acercan a los 2.5 millones de pesos. Si te gustaría comprar un departamento, este valor corresponde a 3.5 millones de pesos. Los alquileres mensuales para ambos tipos de propiedades están en un rango de 15,497 y 18,691 pesos.

¿Por qué vivir en estas entidades?

Leonardo González, analista Real Estate de Propiedades.com, indica que la inseguridad es una de las principales limitantes para las actividades económicas. Esto se debe a que es un factor que inhibe las inversiones y disminuye la calidad de vida de la población.

“Los estados con más orden y seguridad potencian una mejor actividad residencial de la población. Aunque estos factores son una variable con grado de relevancia, se incrementa la vivienda, fomenta la migración a estas plazas y se incentiva una mayor inversión”, agrega.

Asimismo, señala que en los estados con más orden y seguridad, mejora la calidad de vida de la población. Este factor les permite realizar sus actividades y planes de vida, impactando en un desempeño más adecuado en la habitabilidad de las plazas.

“Al mejorar la tranquilidad y confort de una plaza, las viviendas se convierten en un espacio de seguridad. Además, existe una demanda alta de viviendas, pues al observar una menor actividad delictiva, se crea un mayor bienestar residencial”, explica.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.