lun. May 16th, 2022

Lic. Raúl Guajardo Cantú

Históricamente Nuevo León es un punto de convergencia en el camino hacia Estados Unidos, de ahí que, aunado a la mentalidad de trabajo de sus habitantes, desde finales del siglo XIX se convirtió en un polo de crecimiento.

Pese a que, también en ese siglo, casi se quedó sin fronteras, Nuevo León destaca por su comercio con Estados Unidos y, si queremos que continúe el crecimiento, es necesario mejorar la infraestructura existente en el estado.

El actual gobernador, Samuel García, planteó durante su campaña la realización de distintas obras que irían encaminadas a ese objetivo, incluyendo obras como la carretera La Gloria-Colombia, la Interserrana, un centro logístico que el llamó “el Hub del noreste” y por supuesto, las obras necesarias para la movilidad de quienes nos desplazamos en el área metropolitana de Monterrey, ya sea en transporte público o privado.

Todo bien hasta aquí, el caso es que la realización de estos planes requiere de una ingeniería financiera por demás importante, ya que actualmente el estado no cuenta con los recursos para la realización de estas obras y, salvo que ocurra algo fuera de lo esperado, no se ve que en presupuesto para el año próximo se obtengan recursos por la vía de los proyectos enlistados.

De ahí que el gobernador, que por lo que se ve aspira a hacer crecer de forma importante la economía, deberá pedir a su equipo económico un esfuerzo para encontrar la forma, “el cómo sí”, de sacar adelante la infraestructura que se requiere para ello.

Esperemos a ver cómo se enfrenta esta situación.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.