mié. May 18th, 2022

Raúl Guajardo Cantú

Samuel García ha mostrado en el poco tiempo que lleva como gobernador, que más allá de su actuación en redes sociales, intenta ser un gobernante serio, apegado a la realidad y conocedor de lo que Lenin señalaba: la política es de coyuntura.

Sabe, por ejemplo, que salir del Pacto Federal es prácticamente imposible y hecho mutis en este tema que tanto le dio en campaña, más ahora que López Obrador ha mandado un claro mensaje a los gobernadores para que no dependan de las participaciones federales y busquen sus propios ingresos.

Sabe también, que no recibirá apoyos extraordinarios como Michoacán, Tabasco u otros estados cuyos gobernadores pertenecen a Morena, por lo que, buscando evitar problemas sociales con los maestros, contrató 1 500 millones de pesos de deuda para hacer frente a los compromisos salariales y de prestaciones de fin de año.

Por eso no es extraño que ahora anuncie un “Impuesto Verde” aplicable a las empresas contaminantes que funcionan en la entidad, con el cual, se supone, hará frente a sus promesas de combatir la contaminación y el daño ecológico que sufre Nuevo León.

No es seguro que el dinero que se recaude tras la aplicación de este impuesto sea suficiente para enfrentar los costos que tendría el cumplimiento de sus promesas de campaña en el rubro de la infraestructura, por lo que cabría esperar que Samuel buscara nuevas fuentes de ingresos.

Así es que esperemos nuevos golpes de realidad para los próximos meses.

Por Admin

Un comentario en «El impuesto verde… y lo que viene»
  1. Excelente información.
    Le deseamos a nuestro Gobernador muchos éxitos pero sobretodo entendimiento y el poder de discernir y humildad para escuchar al pueblo y y a sus asesores.
    Bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.