jue. Dic 8th, 2022

De acuerdo a datos del reporte Venta Online 2021 realizado por la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), en el país el comercio en línea rebasó los 316 mil millones de pesos en 2020, cifra que representa un aumento del 81% respecto al año anterior y el 9% de todas las ventas al menudeo a nivel nacional.

Expertos afirman que la pandemia no hizo más que acelerar un cambio en el sector comercial que inevitablemente se iba a dar con el auge de la tecnología, por lo que la venta online, pedidos por Apps y el ecommerce llegaron para quedarse. 

Sin embargo, a pesar de las ventajas que esta modalidad de comercio puede representar tanto para los clientes como para las empresas, también existen muchos desafíos en torno a ella, uno de los principales son los ataques cibernéticos.

Pero a la par de que el comercio electrónico ha evolucionado, también lo han hecho los ataques digitales, los cuales son cada vez más sofisticados. Ante estas amenazas, las pequeñas y medianas empresas (pymes) pueden ser entidades sumamente vulnerables para los cibercriminales, pues estos negocios por lo regular carecen de protección adecuada ante estos riesgos.

Iñaki Pérez, CEO y cofundador de Ahorraseguros.mx, el sitio comparador y vendedor de seguros en línea más grande de México, asegura que la mejor alternativa es contar con un ciberseguro, es decir, pólizas especializadas que respaldan a las empresas de forma legal y financiera ante este tipo de ataques que pueden producir desde pérdidas económicas o riesgos reputacionales, hasta la bancarrota de los negocios más vulnerables.

Pero… ¿Qué es un ciberseguro?

Un ciberseguro se trata de una nueva clase de protección que ofrecen las aseguradoras para amparar a las empresas o negocios, de todo giro y tamaño con actividad en línea, ante los posibles ataques perpetrados por hackers o algún malware que busquen dañar sus sistemas informáticos, robar datos o vulnerar cualquier parte de la operación de la empresa.

Los seguros cibernéticos cubren las pérdidas relacionadas con este tipo de ataques, ofrecen respaldo legal a la empresa y también cubren los daños causados a los clientes, ya sea en sus activos o su información personal.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.