mar. Jun 28th, 2022

*En su mayoría desean quedarse aquí

Monterrey – En Nuevo León se les busca empleo a los haitianos que emigraron de su país en busca de llegar a Estados Unidos, pero se han quedado en Nuevo León. 

Las autoridades laborales han inscrito en la bolsa de trabajo de la Secretaría del Trabajo estatal a más de 66 personas y se atendió a más de 200 en su mayoría migrantes haitianos.

Federico Rojas, Secretario del Trabajo, realizó una brigada de empleo en casa INDI (un albergue católico para los migrantes) para acercar la oferta laboral a los migrantes que cuentan con su visa humanitaria, brindando asesoría y atención para la inserción laboral, además de instalar una línea de asesoría y vinculación directa al Servicio Estatal del Empleo.

Rojas, destacó la importancia de brindar asesoría continua a los migrantes para que conozcan las oportunidades de empleo y puedan incorporarse a la vida laboral formal.

“Continuaremos trabajando con las diversas asociaciones que brindan atención a los migrantes en el Estado, como casa INDI, es muy importante acercarles la información y ayudarlos con los trámites necesarios para que puedan incorporarse de manera formal a la vida laboral. Nuevo León es tierra de oportunidades y trabajaremos para que todos los que busquen un empleo formal lo encuentren y tengan mayores oportunidades”. 

A su vez, el Padre Felipe de Jesús Sánchez, fundador y director de Casa Indi, dijo que en dos días unos 900 haitianos han tramitado su visa humanitaria para estar regularizados y conseguir empleo en la entidad.

En septiembre llegaron más de mil haitianos a Monterrey, pero muchos se han ido, otros consiguieron casa en renta y empleo y aún hay unos 300 en Casa Indi, aunque la comunidad de ellos acude a ayudar al albergue.

Ahora quienes siguen en el albergue están en espera de una respuesta a su solicitud, las que fueron ingresadas en el Instituto Nacional de Migración  la semana pasada con el apoyo de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados y del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. 

Algunas decenas de migrantes tienen su visa humanitaria que les fue otorgada en el sureste del País antes de viajar al norte. 

El sacerdote Sánchez solicitó a las autoridades migratorias que el permiso se les otorgue por un periodo mayor a seis meses para que puedan reiniciar su vida, ya que por las restricciones de Estados Unidos, hasta el 80 por ciento de ellos desea residir aquí y conseguir empleo.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.