dom. May 22nd, 2022

Raúl Guajardo Cantú

Dentro del presupuesto para el próximo año, el gobernador del estado incluyó una partida de 230 millones de pesos para ofrecer cobertura universal a los niños, niñas y adolescentes que padezcan cáncer en Nuevo León.

En principio parece una respuesta acertada a una demanda por demás sentida sobre todo en aquellos sectores más desprotegidos de la sociedad que no cuentan con recursos para enfrentar una enfermedad de este tipo.

No sabemos si los recursos sean suficientes para ofrecer esa cobertura universal que se señala, sin embargo, ante la actual realidad que enfrentan las familias más necesitadas, parece una medida adecuada.

Durante 2020, sin contar con aquellos niños y adolescentes que fueron atendidos por el IMSS, el estado atendió a 100 niños con cáncer, sobre todo a través del Hospital Universitario, que tiene a muchos de los mejores especialistas del tema entre sus filas.

A esos 100 niños y adolescentes habría que agregar a todos los pacientes que se detectaron, digamos durante los 4 años previos, poco más de 600 y dados los elevados costos que representan los tratamientos contra esta terrible enfermedad, sería bueno repensar la cifra, no vaya a ser que se ofrezca una esperanza vana a los de por sí ya lastimados padres de familia de estos niños y adolescentes.

Felicitamos al gobernador por su iniciativa y por sus intenciones, solo consideramos que quizá la cifra quedó un poco, o quizá un mucho, debajo de lo requerido.

Pero no todo puede ser iniciativa del ejecutivo, aquí los diputados deberán demostrar que su compromiso no es solo con sus intereses, sino que también el pueblo está representado.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.