sáb. May 21st, 2022

*Exigen permisos para su estancia y trabajar

Walter Elizondo

Monterrey –  Los migrantes haitianos protestaron, marcharon y hasta bloquearon una avenida en demanda de permisos para su estancia en territorio mexicano. 

Salieron a protestar a las calles de Monterrey y al Instituto Nacional de Migración para  una respuesta a su petición de permisos temporales para laborar en Nuevo León. 

Al grito de “Necesito papel, necesito papel”, caminaron casi 11 kilómetros desde el albergue de Casa Indi hasta la delegación del Instituto Nacional de Migración, donde también lanzaron consignas y protestaron. 

Por lo menos dos carriles de la transitada avenida Lázaro Cárdenas al sur de la Ciudad donde está el INM, cerraron con su protesta. En su marcha fueron escoltados por agentes de tránsito y policías de Monterrey y de San Pedro. 

Ellos salieron del albergue en la Colonia Industrial y marcharon por Venustiano Carranza, Bernardo Reyes, en Monterrey para luego cruzar el túnel de la Loma Larga y posteriormente tomar  Lázaro Cárdenas. A su paso por Valle Oriente, perteneciente a San Pedro, fueron escoltados por policías de ese lugar.

Frente al edificio del INE exigieron los permisos solicitados desde hace tres y cuatro meses, y demandaron que termine la discrininacion y los abusos hacia ellos 

Algunos dijeron que no pueden trabajar sin permiso, pues tienen tres y hasta cuatro meses que hicieron la solicitud y no les dan respuesta.

“Necesitamos comer, queremos trabajar,”, dijo uno de ellos, secundado por otros más de los migrantes. 

Hace más de una semana, el Padre Felipe de Jesús Sánchez, fundador y director de Casa Indi, dijo que en dos días unos 900 haitianos han tramitado su visa humanitaria para estar regularizados y conseguir empleo en la entidad. 

En septiembre llegaron más de mil haitianos a Monterrey, pero muchos se han ido, otros consiguieron casa en renta y empleo y aún hay unos 300 en Casa Indi, aunque la comunidad de ellos acude a ayudar al albergue. 

Ahora quienes siguen en el albergue están en espera de una respuesta a su solicitud, las que fueron ingresadas en el Instituto Nacional de Migración  la semana pasada con el apoyo de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados y del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. 

Algunas decenas de migrantes tienen su visa humanitaria que les fue otorgada en el sureste del País antes de viajar al norte. 

El sacerdote Sánchez solicitó a las autoridades migratorias que el permiso se les otorgue por un periodo mayor a seis meses para que puedan reiniciar su vida, ya que por las restricciones de Estados Unidos, hasta el 80 por ciento de ellos desea residir aquí y conseguir empleo.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.