lun. May 16th, 2022

Walter Elizondo

Monterrey –  Descalzos, con hambre y sin hablar español fueron abandonados en un cruce  del ferrocarril del poniente de la zona metropolitana, tres menores de edad originarios de Chiapas. 

Lo anterior lo confirmó el Gobernador Samuel García en sus redes sociales tras informar que cenó con su esposa, junto a más de 300 niñas y niños en el DIF Capullos. 

Tras narrar el acontecimiento, la cena que tuvieron y la plática con los menores a los que le prometió remodelar sus villas, ponerles salas de cine y computadoras, más canchas, clases de música y baile, comenta sobre los menores.

“Al final se acabó la risa y la realidad me azotó, llegaron al DIF tres hermanitos de Chiapas que habían dejado en el cruce del tren de Santa Catarina. Descalzos, sabrá Dios cuánto tenían sin comer, sin bañarse. No hablaban español. Carlos, Carmela y Vanessa de un aproximado de 5, 7 y 2 años. Con un nudo en la garganta intenté hablar con ellos. No pude. Les ofrecí un lonche y un frutsi y mientras cenaban lo único que les pude sacar es que eran de San Cristóbal de las Casas”.

“Así es la vida en el DIF… risas, llantos, abrazos, sorpresas. Me partió el corazón y me puse a reflexionar cómo unos podemos tener todo y unos están sin nada”. 

Después de esta cena, algo me queda muy claro. El nuevo Nuevo León es con los niños y niñas del DIF, en enero les vamos a transformar su vida cueste lo que cueste, prometió.

Mariana Rodríguez titular de la oficina Amar a Nuevo León y esposa del gobernador ha informado que tiene planes y proyectos para mejorar la atención del DIF a los menores de edad. 

Samuel García dice que él se encargará de que su mujer logre los objetivos. 

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.