vie. May 20th, 2022

Por Salvador Hernández LANDEROS

El alcalde de Escobedo, Andrés Mijes, habrá de exigir al general Hermelindo Lara la explicación del porqué su nefasto proceder para “mamar y dar tope”.

Varios desconocidos balearon un inmueble que ubica una empresa de seguridad privada, supuestamente, aún propiedad de su jefe de policía municipal.

El negocio “Fuerza Verde” está ubicado en Los Andes y calle 10 de la colonia Las Puentes en San Nicolás de los Garza, donde se dañaron otros inmuebles.

Con documentos notariales, el general Lara de la Cruz, por transparencia, credibilidad y honor militar, deberá demostrar, si es o no, propiedad suya.

Si se tratara de una tienda de abarrotes, carnicería o panadería, no habría sospecha o irregularidad, porque no se relaciona con su actividad oficial.

Pero una agencia de seguridad, abre el sospechosismo de que se revuelva “la gimnasia con la magnesia” y se cae en el dicho ese de “mamar y dar tope”.

El secretario de seguridad pública del municipio de Escobedo ya lleva varios años en el cargo apoyado por el entonces alcalde Abel Guerra Garza.

También se mantuvo en el cargo con la ex alcaldesa Clara Luz Flores Carrales durante sus dos períodos y, por la confianza, el actual alcalde lo continuó.

Sin embargo, hay que recordar que, en el 2016, varios policías lo acusaron de no proporcionar uniformes porque el general Hermelindo se los vendía.

Según la denuncia ante el periódico Publimetro, “dese el 2014, se los vendía en su empresa de seguridad privada denominada “Fuerza Verde” (sic).

En ese entonces, el general dijo que “estaba decepcionado y que todo iba a cambiar”. No dijo si para bien o para mal, pero de que era el dueño, si lo era.

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.