lun. May 16th, 2022

Por Salvador Hernández LANDEROS

A los casi tres meses de haber asumido en el cargo, la administración de Samuel García se ha visto “invadida” por funcionarios que antes residían en Puebla.

Los poblanos están colocados en áreas como Agua y Drenaje, Secretaría General de Gobierno, Secretaría de Educación, Desarrollo Social y otras.

Aunque en menor número, esas mismas dependencias se están “invadiendo” también con funcionarios proveniente de los Estados de Querétaro y Coahuila.

Al interior del gobierno hay inconformidad por antecedentes de funcionarios “advenedizos”, “gaviotas” o “aves de paso”, que han causado daño al Estado.

No es una actitud contraria o adversa hacia esos funcionarios sin residencia en el estado, pero si por el desplazamiento de los trabajadores locales sin empleo.

Burócratas en vías a jubilarse no van en contra de esa benevolencia o bondad del gobernador, pero primero debe agradecer a quienes por el votaron.

Otros ex trabajadores del Estado, dicen que esa migración no la practicaron los ex gobernadores, Elizondo, Martínez Domínguez, Treviño y ni Canales.

En cambio, Zorrilla se trajo tamaulipecos. Sócrates fue vario pinto y “El Bronco”, dañó al Estado con funcionarios de Coahuila y Nayarit.

Con cierto sarcasmo aseguran que el desplazamiento de los regiomontanos, Samuel lo advirtió al ofrecer en su campaña, “Un Nuevo Nuevo León”.

La realidad es que el gobernador, muy posiblemente, esté cumpliendo con quienes le apoyaron en alguna forma, hasta financieramente, en su campaña.  

Saber quiénes son ellos, está difícil, o bien, cuestión de localizar al poderoso poblano, queretano o coahuilense que tenga poder en Nuevo León.  

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.