dom. May 15th, 2022

Uno de los problemas más comunes a los que se enfrentan los negocios es encontrar un socio que sea confiable. Si éste falla en el cumplimiento de sus obligaciones, impacta directamente en aspectos como la productividad, ventas y hasta puede dañar el vínculo de la compañía con sus clientes. 

Los proveedores juegan un papel vital para el desarrollo y crecimiento de una empresa. Una alianza sólida y sin fricciones beneficia a ambas partes, permite que ambos negocios tengan estabilidad para operar y que esta unión se traduzca en crecimiento y desarrollo conjunto. Por el contrario, un proveedor poco confiable genera incertidumbre en los procesos al no cumplir con los tiempos de entrega, cambiar los precios constantemente u ofrecer productos de mala calidad.

“Un proveedor debe de ser un aliado que nos ayude a crecer y debe ser alguien con quien tengamos una relación de confianza y respeto. Es necesario que las empresas conozcan a sus aliados desde el inicio y sepan con quién están haciendo negocios. De esta manera se pueden evitar riesgos reputacionales u otros daños que se traduzcan en pérdidas de clientes. La relación con un proveedor debe ser de ganar-ganar”, señala Cristian Fraga, Business Owner de Círculo de Proveedores de Círculo de Proveedores, plataforma de certificación que fortalece las relaciones de negocio entre compradores y proveedores.  

En este contexto, es importante que las empresas conozcan a sus proveedores para poder establecer relaciones comerciales fructíferas, cumplir con la demanda de los clientes y disminuir los riesgos. 

De acuerdo con Círculo de Proveedores, estos son cinco riesgos que las empresas afrontan al hacer negocios con proveedores poco confiables:  

Riesgo reputacional, fraude, problemas legales, mala calidad de productos e insatisfacción de clientes

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.