sáb. May 21st, 2022

Raúl Guajardo Cantú

Según los cálculos realizados por la Cámara de Diputados con miras al presupuesto del año 2019, el tratamiento de un niño con cáncer, leucemia en el caso presupuestado, cuesta anualmente 1 millón de pesos, entendiendo que por lo menos se requiere de un tratamiento de 3 años para que el menor pueda considerarse en remisión y agregar a ello 2 años más de vigilancia.

Como puede observarse no son precisamente costos menores los que se requiere para enfrentar una enfermedad de este tipo, sobre todo para quienes carecen de algún tipo de cobertura de salud y deben enfrentar por su cuenta este tipo de enfermedades que pueden comprometer el patrimonio de cualquier familia.

De ahí que resulte particularmente loable la iniciativa del gobierno estatal de ofrecer cobertura mediante un fondo específico para ello a niños con cáncer que no tienen cobertura de salud con alguna institución, más aún cuando algunas de las instituciones del área de la salud no cuentan con los medicamentos necesarios, como ha sido público en los últimos años.

El fondo, de 200 millones de pesos, parece en perspectiva, algo modesto para las necesidades que se presentan, ya que las propias autoridades han contabilizado unos 400 casos de niños diagnosticados con cáncer, entendiendo que no todos ellos requieren del mismo tipo de tratamiento.

Quizá sería conveniente que esta cobertura se extendiera hacia las mujeres con cáncer de mama y cervicouterino, así como a hombres con cáncer de próstata, por señalar los más comunes.

De cualquier manera es bienvenida esta iniciativa y la que seguramente se extenderá a los casos señalados de mujeres y hombres adultos.

Con ello Nuevo León da un paso al frente ante el drama que enfrentan las familias que se ven afectadas por este tipo de enfermedades catastróficas.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.