lun. Jun 27th, 2022

Monterrey –  La reestructuración del transporte urbano regiomontano está lejos mientras no se vaya a fondo, se destierre la corrupción y se cuente con infraestructura vial, que incluya la seguridad también, considera el secretario general de la Federación Estatal de Sindicatos de Trabajadores del Autotransporte de la CROC, Osvaldo Serna Servín.

Inmerso en el movimiento obrero y el transporte durante más de cuatro décadas, aborda también el rezago de más de 78 mil  expedientes, que están estancados ante la transición de la reforma laboral, la desaparición de las Juntas de Conciliación y “las mafias al interior de donde se debería impartir justicia laboral”. 

Serna Servín asegura que introducir más unidades como lo hará el gobierno estatal con 800 camiones, no garantiza un mejor servicio, ni es el primer paso para la reestructuración camionera.

“No nos escuchan, no reforman las leyes, imponen, como sucedió con El Bronco, dónde están las unidades que adquirió, a quién sirven. Si no mejoran la infraestructura de calles y avenidas, de alumbrado y seguridad, nadie se atreverá a circular con unidades carismas, no chinas como las que compró el Estado. Es un círculo vicioso”, añade. 

A los permisionarios de la FESTA, siguen sin pagarles por el servicio de las rutas alimentadoras, sólo dos pagos les han hecho y queda pendiente más de millón y medio de pesos. 

Censura que las autoridades del transporte sigan persiguiendo a los transportistas, que se mantenga la corrupción, las presiones y la recaudación arbitraria. “No hay cambios, sólo privilegios a sus amigos y nuevos socios”, añade. 

Osvaldo Serna refiere a la aplicación de la justicia laboral, y acusa la existencia de una mafia que encabezan, dice, Ernesto Romero y Jaime Leal, que obstaculizan y corrompen.

Tan sólo la CROC tiene más de 200 expedientes, con un gran número de laudos a favor, pero no atienden. “Hay una magia interna de esos dos funcionarios que están por encima del titular, hacen y deshacen”, reitera. 

Serna Servín dice que hay en los dos temas citados, una bomba de tiempo, que estallará pronto y que obligará a los trabajadores a salir a las calles a protestar nuevamente. 

Hace un llamado a todo el movimiento obrero a unirse y luchar porque el nuevo gobierno estatal cumpla sus promesas, y deje la demagogia. 

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.