dom. May 22nd, 2022

Walter Elizondo 

Monterrey – Mientras cientos de colonias de han quedado sin agua, el Congreso local aprobó por unanimidad, solicitar al Gobierno federal la declaratoria de emergencia, pero también establece también a nivel local que la autoridad estatal deberá informar, con 24 horas de anticipación, dónde habrá cortes en suministro del líquido para evitar una afectación mayor a los usuarios del servicio.

“Se exhorta al Gobierno federal para que a través de la instancia correspondiente se proceda, con carácter de urgente a realizar la declaratoria de emergencia del Estado de Nuevo León por la falta de agua”, establece el acuerdo aprobado.

Los diputados pidieron al Estado informe sobre la situación real del problema del agua. 

 “No va a llover y no va a haber agua”, por lo que es urgente que se atienda, desde la Federación, a Nuevo León con la declaratoria de emergencia para que se pueda acceder a recursos para enfrentar la falta de agua, decidieron los diputados.

El Pleno también aprobó en el acuerdo una petición de Carlos de la Fuente, líder de la fracción del PAN, para que AyD informe del plan de mantenimiento que se tiene para evitar fugas y sobre los cortes de agua que se han venido registrando.

Por otra parte, Juan Ignacio Barragán, director de la empresa estatal Agua y Drenaje de Monterrey atribuye el problema a un daño en el sistema eléctrico en la zona de la Huasteca, lo que causó el corte de agua en casi 200 colonias metropolitanas, pero a su vez, añade, generó un consumo arriba de lo normal ante el pánico de la ciudadanía que decidió abastecerse mediante tambos y tinas. 

En Nuevo León, las tres presas El Cuchillo, Cerro Prieto y La Boca, que suministran agua a la zona metropolitana, están por abajo del 50 por ciento de su capacidad y ésta última, se encuentra al 30 por ciento. 

Mientras tanto, se utilizan algunos pozos que se tienen para surtir el agua también, pero se ha acudido a los cortes, aunque la autoridad asegura que es por otros problemas.

“Tuvimos el problema del corte de luz en la zona de la Huasteca, lo cual nos bajó 19 pozos profundos de operación y fue ese el origen de esta problemática, pero pensamos que la gente está hoy en psicosis, comenzó a llenar tambos, tanques, tinas y nos generó un consumo por encima de lo normal”, dijo Barragán el titular de Agua y Drenaje.

Agregó que el consumo en enero llegó a niveles de verano, lo que impidió el llenado de tanques en la zona norponiente.

“Normalmente en un mes de enero el consumo de agua por el frío y más porque está lloviendo, se consumen entre 13 mil y 14 mil litros por segundo, hoy, y nosotros consideramos que es consecuencia de que entró la gente en estrés o pánico, nos subió el consumo a 15 mil 800 litros por segundo, un consumo que solo lo vemos en el verano”. 

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.