jue. Dic 8th, 2022

Las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) juegan un papel crucial en el desarrollo económico de México. De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), se estima que este tipo de negocios generan el 75% de los empleos formales en el país. Debido a esta razón, es importante que gocen de buena salud financiera.

En el argot empresarial se le conoce como empresas zombies a aquellas que se encuentran endeudadas, no son rentables, pero tampoco mueren. Al no registrar crecimiento es como si estuvieran ‘muertas en vida’, como los zombies, y gracias a la constante refinanciación de la deuda es que siguen operando.

“Los emprendedores deben de tener en mente, desde el inicio de su proyecto, la importancia de la planeación estratégica y la revisión constante de su salud financiera. El análisis de estos aspectos permiten que se pueda actuar a tiempo para evitar una crisis o un sobreendeudamiento. La salud financiera de un negocio determina no sólo su tiempo de operación, sino también su calidad de vida”, señala Bernardo Prum, Managing Director de Creze, plataforma que ofrece préstamos en línea para pequeñas y medianas empresas en México.

Existen diversas señales que pueden indicar que el estado de un negocio no es el óptimo y que es hora de hacer un análisis profundo para evitar que se convierta en un ‘muerto viviente’. 

De acuerdo con Creze, éstas son cinco señales de que una PyME se está convirtiendo en zombie:

Deudas superan capacidad de pago, financiamiento incorrecto, poca rentabilidad y falta de liquidez, mala planeació y no tener claro quién es el consumidor. 

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.