lun. May 16th, 2022

Walter Elizondo

Monterrey – El gobierno de Samuel García encontró irregularidades en la Línea 3 del Metro por sobrecostos, desaparición de documentos, pagos injustificados y hasta robo de herramientas. 

La semana pasada había descubierto irregularidades en la compra de vagones alemanes. 

La denuncia contra la administración de Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, se presentará el martes 8 por la Secretaría de Movilidad y Planeación Urbana y Sistema de Transporte Colectivo (Metrorrey) ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción.

“Vamos a denunciar posibles sobrecostos, desaparición de documentos, pagos realizados sin justificación, trabajos fuera de especificación y mal realizados, entregas de trabajos incompletos y mala administración de la obra, lo que provocó gastos no recuperables y financieros”, informó Hernán Villarreal, titular de Movilidad y Planeación Urbana. 

Recordó que el presupuesto inicial de la Línea 3 se presentó por primera vez, en el año 2012 por un monto de 3 mil 740 millones de pesos.

Posteriormente, cuando la obra estaba iniciada, se realizó un ajuste que alcanzó hasta 5 mil 290 millones de pesos.

“En la administración pasada, de Jaime Rodríguez, en el 2016, el costo tuvo otro ajuste de hasta 6 mil 903 millones de pesos y al cierre de la administración anterior se tenían compromisos de pago de 7 mil 378 millones de pesos y (tenemos) reclamos de las empresas contratadas por 621 millones de pesos”, acusa Villarreal.

“Estas son las posibles irregularidades que vamos a denunciar, como lo hemos anunciado, será la Fiscalía la encargada de definir los posibles delitos o las responsabilidades, tanto de los funcionarios como de empresas”.

Roberto Abraham Vargas Molina, director de Metrorrey, precisó que la Línea 3 se ha entregado parcialmente a Metrorrey.

“De las inspecciones que ha realizado el personal técnico del organismo, pues se han detectado trabajos que podían estar mal ejecutados o fuera de especificación e incluso que estas fallas podrían venir desde el proyecto ejecutivo, es decir, nos estaríamos yendo hasta el diseño, que como organismo nos podría representar un problema a la hora del mantenimiento”, explicó Vargas Molina.

“Podemos hablar de fallas en los neoprenos, que se encuentran entre las columnas y las dovelas o también cabezales, que al menos con la evidencia documental que tenemos en los expedientes, están fuera de especificación y tendrán que corregirse”, señaló.

También mencionó el faltante de herramientas y de refacciones.

“A pesar de ser una línea nueva podríamos tener problemas en el mantenimiento, dado que no contamos con las refacciones o las herramientas específicas, para atender los subsistemas de esta línea”, dijo el director de Metrorrey.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.