jue. Dic 8th, 2022

Óscar Tamez Rodríguez

Morena está padeciendo lo que todos los partidos en el poder. En las contiendas electorales surgen muchos candidatos porque se sienten que se las deben o porque creen tener cómo ganar. Todos ellos quedan resentidos cuando el gran dedo elector decide unilateralmente y no a la o el mejor. Vaya, Morena padece este problema en entidades como Quintana Roo y Durango donde sus mejores cuadros están saltando a ser candidatos de la oposición. Finalmente descubrimos que no es tanto el amor a la ideología, sino el deseo de poder, dónde de izquierda y purificación pasan a la derecha con mácula. Parece que el efecto descomposición por el poder se incuba rápido en los morenos. estudiospoliticos.mx@gmail.com

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.