lun. May 23rd, 2022

Abel Moreno López

“El que sabe del pasado, sabe del porvenir”

Sentencia clásica

Desde el pasado 01 de septiembre anterior, está en curso la LXXVI Legislatura al Congreso del Estado de Nuevo León, que fue electa para el periodo que concluye el 31 de agosto de 2024, se trata de un lapso temporal en el que se cumplirán fechas que tienen que ver con conmemoraciones de importantes hechos históricos relacionados con las instituciones públicas de México y de Nuevo León.

El Congreso del Estado bien podría denominarse en este periodo como la Legislatura del Bicentenario o de los Bicentenarios, dado que, en su tercer año de ejercicio, en el último mes, se cumplirán doscientos años de su origen como Congreso Constituyente. Desde luego el Estado de Nuevo León como tal, también conmemorará el primer Bicentenario de su existencia como estado parte de la federación mexicana.

No hay que olvidar que Nuevo León fue erigido como una nueva entidad federativa en virtud del Decreto 45 del Congreso General Constituyente aprobado el 7 de mayo de 1824 y sancionado por el Supremo Poder Ejecutivo el 16 de mayo de 1824.

Para dar concreción a lo establecido por el mencionado decreto, primero hubieron de celebrarse las elecciones de diputados constituyentes y la consecuente instalación e inicio de funciones del Primer Congreso Constituyente de Nuevo León que se instaló solemnemente el día 01 de agosto de 1824.

200 años de vida institucional, representan un acontecimiento muy significativo para la vida de Nuevo León, por lo que, desde la perspectiva de quien esto escribe, se impone realizar una Gran Conmemoración que trascienda los umbrales del Congreso, y que amerita incluir a los demás poderes públicos, gobiernos municipales y la sociedad en general.

Habrá que analizar el contenido y alcances de las conmemoraciones y hacer para ello un gran ejercicio de planeación, de suma de voluntades y consenso.

Aunque, como ya se dijo, la parte estelar de estas conmemoraciones se dará al finalizar el periodo constitucional de la legislatura, todo lo relativo a la organización y planeación, debiera ser parte de su ejercicio, por lo que se estima debe atenderse con antelación, particularmente la coordinación con el Poder Ejecutivo en lo que se refiere al Bicentenario del Estado.

¿Por qué conmemorar los 200 años de la creación del Estado y el surgimiento del Congreso y demás instituciones públicas? ¿Por qué debería hacerlo el Congreso?

Más allá de un afán festivo o de eludir la importante problemática actual que afecta a la entidad, hay que considerar que la Constitución Local -principal producto legislativo del Congreso- establece entre las obligaciones de los nuevoleoneses (Art. 34.V), (que define como todos los nativos del estado o foráneos con más de seis meses de residencia que no hayan optado por conservar su origen), la de “Honrar la memoria de sus grandes hombres”.

Asimismo, la Constitución dispone que, entre otras cosas, corresponde al Congreso (Art. 63.XI) “Dispensar Honores a la memoria de los Nuevoleoneses que hayan prestado servicios de importancia al Estado”.

Es decir, se trata de una obligación ciudadana y una atribución de los legisladores, amén de que sería la oportunidad para reconocer públicamente a las generaciones de nuevoleoneses que han hecho posible el tránsito de la modesta entidad que era en 1824 a la pujante realidad de nuestro tiempo, acreditando en su devenir una tradición y vocación de progreso que distingue a Nuevo león en el entorno nacional.

Durante el periodo que corresponde a la actual legislatura, se presentarán, entre otras, las destacadas conmemoraciones que a continuación se enuncian.

  • Bicentenario de la Consumación de la Independencia Nacional (1821) (ya pasó)
  • Bicentenario del Primer Congreso Constituyente (1822) (ya pasó)
  • Bicentenario del Segundo Congreso General Constituyente (1823)
  • Bicentenario del Acta Constitutiva de la Federación Mexicana. (1824)
  • Bicentenario de la Creación del Estado de Nuevo León (1824)
  • Bicentenario de la Elección de los Diputados Constituyentes de NL (1824)
  • Bicentenario de la Instalación del Congreso del Estado (1824)
  • Bicentenario de la Creación del Poder Ejecutivo del Estado. (1824).

Se estima al menos por esta ocasión, la legislatura no debe desdeñar el reconocimiento de su origen y su devenir. El hecho de haber sido la primera institución pública creada en el naciente Nuevo León de 1824, aunado a su condición de órgano en que recae la representación popular, sugiere que debe ser el ente público que organice y promueva la conmemoración de estos importantes aniversarios…

¿Qué hacer?  la temática específica de las conmemoraciones escapa al objetivo de esta nota que solo quiere llamar la atención pública sobre esta parte de nuestra historia política, no obstante, sería de tener en cuenta que en México y en el mundo se han aprovechado las conmemoraciones de fechas históricas o algún evento relevante, como oportunidad para mostrar su cultura y avances tecnológicos e impulsar al mismo tiempo su desarrollo urbano, arquitectónico, económico y social.

Obras como el Palacio de Cristal en Londres, construido en 1851, en el marco de una gran exposición comercial; el Gran Arco de la Fraternidad, levantado en París, en 1989, conmemorando el Bicentenario de la Revolución Francesa; el Estadio Nacional en China para la celebración de los juegos olímpicos en China. En México, entre 1909 y 1910 con motivo del Centenario de Independencia el gobierno de Porfirio Díaz, promovió en ese marco conmemorativo casi 1000 obras públicas de diverso cuño a lo largo y ancho del país.

Aquí mismo en N.L. durante el Fórum Universal de las Culturas se realizaron diversas obras en las que destaca el Paseo de Santa Lucía, en tanto que durante el bicentenario de la independencia y centenario de la revolución se reubicó el Archivo General del Estado en el Parque Fundidora, y se remodelaron la Plaza Hidalgo y la Casa del Campesino.

Como puede apreciarse hay temas que se concatenan y que deben por lo menos ser objeto de reflexión. Esto representa un área de oportunidad que, desde mi óptica, debe servir para revalorar la vida institucional de Nuevo León y no debería dejarse pasar…

Hay que ver un poco hacia el pasado y seguir marchando hacia el porvenir… Hasta la próxima…!

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.