sáb. May 21st, 2022

Por Salvador Hernández LANDEROS

De acuerdo. A lo mejor Aldo Fasci Zuazua no es el super policía que requiere el Estado de Nuevo León, pero de no ser él, quién lo podría sustituir.

En el área metropolitana, además de Monterrey, la capital del Estado, hay otros ocho municipios. ¿Acaso se saben el nombre de los 9 secretarios de seguridad?

No hay sector, barrio o colonia de esos municipios donde a diario se cometa un delito. Cuando no es una ejecución, es el robo de un auto u otro ilícito.

Por permanencia en el cargo, se sabe que José Martín Doria Mata es secretario de Seguridad de San Nicolás y, el General Hermelindo Lara, en Escobedo.

No se conocen proyectos claros que sobre seguridad pública tiene Monterrey, Guadalupe, Apodaca, San Pedro, García, Cadereyta o Villa de Santiago. ¿O sí?

La Ley Nacional del Secretariado de Seguridad no establece que el Estado sea el rector de seguridad pública, vamos, ni siquiera por la jerarquía constitucional.

En los municipios metropolitanos tienen sus policías propios. Jefe, patrullas, armas y elementos a quienes se les paga su sueldo para prevenir los delitos.

Aldo no es policía, no tiene vocación ni adiestramiento policial. No viste uniforme y hace bien. Si lo hiciera, ofendería a la institución y sus elementos.

Lo que hace Fasci Zuazua es ser buen comunicador y “apechugar” las criticas de los improvisados críticos. Eso es un mérito que debemos reconocerle.

Da la cara por quienes la esconden. Un ejemplo, los cuerpos encontrados en Escobedo donde el responsable, el General Lara, lleva 12 años en el cargo.

Otro punto a favor de Aldo es su pertenencia aquí donde están sus raíces. No es “gaviota”, como los ha habido. Cometen sus fechorías y se van. A cómo están las cosas, mejor ni moverle.

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.