lun. May 16th, 2022

Luz Maria Ortiz Quintos

Hace unos días se nos alertó que las presas solo contaban con agua para 17 días. Si el anuncio pretendía generar conciencia en el uso adecuado, evitar desperdicios y ahorros… no funcionó. Lo que sí generó, de acuerdo a las declaraciones del titular de agua y drenaje, fueron reportes que recibió de que los menores presentaron ansiedad tras el anuncio de la escasez del vital líquido para nuestro Estado.

En realidad, ¿Qué hay en torno a este tema del abasto del agua, del vital líquido que la naturaleza nos ofrece de manera gratuita y que en nuestro Estado no se ha sabido captar y optimizar por más de varias décadas?…

Que intereses están moviendo a los tomadores de decisiones, para alarmar y no informar y comunicar las soluciones que tenemos.

Es interesante ver que en el 2015 surgió un grupo “ciudadano” NOAMTYVI en el que estábamos involucrados diferentes representantes de la sociedad; para terminar integrando la comisión del Medio Ambiente de la Arquidiócesis de Monterrey, acudimos a la oficina del entonces gobernador para entregar un documento con todas las justificaciones desarrolladas por hidrólogos, ambientalistas, entre otros especialistas, del porqué ese proyecto de trasvases de agua del Río Pánuco al Río San Juan era, no viable en ningún sentido, ni económico, ni por el trasvase de cuencas, ni por el agua contaminada ni porque se tendría que extraer en contra de la gravedad por más de 400 Kilómetros.

En ese tiempo se proponían como soluciones la construcción de represas atrás de la Presa Rompepicos, la recuperación de hasta 2 m3 si se evitaban las fugas en agua y drenaje, entre otras iniciativas de solución presentadas.

Ojalá esta nueva administración considere, la construcción de plantas tratadoras de agua para la industria y que no sean los intereses de los más poderosos quienes dicten las acciones, que se piense en la optimización del agua para plazas, parques, albercas públicas y privadas, que se reparen todas las fugas de agua que en muchas ocasiones son como ríos en calles y avenidas, así como también se contemple la opinión y las alternativas mucho más viables de solución de tantos expertos en el tema en nuestra entidad.

Hace más de 30 años un gobernador, advertía de este evento, de la escasez del agua, el crecimiento poblacional desproporcionado y la falta del aseguramiento de la captación del agua.

¿Qué está sucediendo, entonces? Si esto ya se había advertido, ¿Porqué la autoridad en turno no resuelve el problema?

No nos queda más que seguir con la esperanza, de que el cambio pronto lo veremos, aquí estamos los ciudadanos para coadyuvar en las soluciones viables, seguras y económicas.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.