vie. Dic 2nd, 2022

Ramón Zurita Sahagún

Dos casos diferentes

Alejados de los temas de la política nacional surgen, con un par de días de diferencia, dos asuntos vinculados a delitos que llaman poderosamente la atención.

Primero fue el asunto de los vándalos bravucones que se liaron a golpes en un estadio de fútbol y la decisión tomada por los dueños de los clubes de ese deporte que fue totalmente tibia y cuidando no dañar al dinero proveniente de la explotación de este deporte.

Un par de días después estalló en las redes sociales un tema añejo, ventilado apenas en el pasado y que si sacudió las consciencias de los moralistas que en su momento desdeñaron lo ocurrido.

En el deportivo se optó por cuidar a los dueños del balón y del dinero, proyectando sentencias que simplemente no concuerdan con la razón y la justicia y si con el cuidado del dinero y la protección de los equipos poderosos.

Se había anunciado la posibilidad de desafiliar al equipo anfitrión de ese partido, Gallos Blancos del Querétaro, pero hacerlo podría tener consecuencias funestas para los demás equipos, ya que los hechos de sangre, provocado por los pseudo aficionados que llegan insultan, amenazan y golpean a sus contrarios son comunes en el mundo del fútbol.

Lo ocurrido el sábado pasado ha sucedido en otros estadios que no tuvieron los mismos reflectores y el tema fue minimizado.

Los llamados barristas del América, de los Pumas de la UNAM, de los Tigres de la Universidad de Nuevo León, de los Rayados de Monterrey y de los Zorros del Atlas, entre otros, constantemente han sostenido enfrentamientos con sus adversarios, con resultado de decenas de lesionados.

Claro que el asunto no atrajo demasiado la atención y no paso de ser un simple episodio del deporte, ya casi olvidado.

Por eso, tomar la decisión de desafiliar al equipo de Querétaro dejaría abierta la puerta para que la misma sanción se aplicara en lo futuro y con uno de los equipos llamados “grandes”, lo que atentaría contra el dinero de los dueños de América, Mazatlán, Pachuca y León, esa fue la verdadera razón de no promoverlo y si buscar una salida lateral que fue la de regresar el equipo a su anterior dueño y que sea él (Jorge Hank) quien lo venda, sea que se quede en Querétaro o se vaya a otra plaza.

Tampoco se decidió lo anunciado en un inicio, la prohibición de barras, animaciones y demás grupos que son los autorizados para impulsar a sus equipos, pero que lamentablemente se dedican a beber y agredir a quienes se encuentran a su alrededor, mediante amenazas, intimidaciones, enfrentamientos físicos a golpes y hasta con armas blancas.

La sanción al equipo de fútbol es cosa privada y la definen los dueños de los equipos que se fueron por lo más fácil, cerrar el estadio de La Corregidora a todo tipo de eventos de fútbol, castigar con cinco años de suspensión a los directivos y obligar al dueño a venderlo. De la expulsión de las barras, ni hablar, ya que hay acuerdos secretos con ellos y se deben respetar por encima de la vida de los aficionados.

El segundo tema, es algo que siempre se mantuvo como un secreto a voces y que, de ventilarlo abiertamente, se conocerían muchos de los misterios de la farándula.

Se trata de la relación sentimental entre una niña de 14 años y un productor de televisión de 39 años y que según ella duró cuatro años, mientras que él dice que fueron solamente seis meses.

Muchos se llaman a sorprendidos, pero dentro del grupo musical conocido como Timbiriche, todos conocían de la relación del adulto con la niña-

Alguna vez, hace años comentamos de esa relación entre Luis de Llano un poderoso productor de televisión y una de las integrantes del grupo que él dirigía, Sasha Sokol y referíamos como ese tipo de relaciones no parecían sorprender a nadie, por la repetición de las mismas y además de ese comentábamos el del ídolo nacional Pedro Infante con más de 30 años y Lupita Torrentera, otra niña de 14 años, con la que tuvo dos descendientes.

La Fiscalía de la CDMX ya envío mensaje a la ex integrante de Timbiriche por si quiere levantar una denuncia en contra del productor que minimiza el tema, mientras que ella señala que hubo abusos de parte del productor.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.