lun. May 16th, 2022

Por Rogelio Romero

McAllen, Texas.- Tres estados de la Unión Americana registraron esta semana los precios más altos en la venta de gasolina regular, en California el combustible llegó a a venderse en 5.74 dólares ppr galón mientras en Hawái se cotizó en 4.95 y en Nevada llegó hasta 4.94, esto de acuerdo a  un reporte de la agencia especializada AAA.

Por lo que se refiere a Texas la empresa especializada en el seguimiento del mercado de pecios  de la gasolina señala que; en promedio el combustible más barato se vende en 4 dólares por galón.

Para lo que es el área fronteriza de McAllen los consumidores mexicanos  que viajen a esta región, encontrarán el precio del combustible regular en 3.99 dólares por galón.

GUERRA POLITICA

El presidente Joe Biden visitó la región de Fort Worth esta semana y, al ser cuestionado ppr la prensa sobre que se podía hacer por los altos precios de la gasolina contestó que no mucho, además de que esto era  una de las consecuencias de  la invasión a Ucrania  ordenada por el presidente ruso Vladimr Putin.

El gobierno de Biden decidió esta semana dejar de importar energía de parte de los rusos, lo que los expertos creen cimbró y afectó los mercados del crudo, provocando así una alza desproporcionada en los precios internacionales del petróleo, y por ende, un aumento en la  cotización de las gasolinas en Estados Unidos.

Los rusos con sus exportaciones sólo cubren el 4% de las necesidades del mercado energético de Estados Unidos, algo realmente simbólico, por ello el aumento  de las gasolinas a nivel interno es algo más relacionado al pánico de los mercados internacionales como reacción al conflicto bélico en Ucrania.

El gobernador de Texas Greg Abbott volvió a criticar al presidente Biden al señalar que; “En lugar de permitir a Texas cubrir con su industria petrolera la falta de gasolina para evitar el aumento de precios, la administración federal recurrió a otras opciones”. Entre esas opciones se encuentran buscar un acuerdo energético con Venezuela.

Para el economista  Gonzalo Ariza la opción planteada por Abbott no es del todo viable, porque la industria texana se vería forzada a refinar más petróleo para surtir a todo el mercado nacional, pero no tiene ni cuenta con la suficiente capacidad e infraestructura para realizarlo.

“Por eso el gobierno de Biden busca en el mercado internacional que le surtan petróleo otros países como Venezuela que cuenta con una vasta reserva de hidrocarburos” señaló finalmente.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.