sáb. Jun 25th, 2022

Por: Antonio Sánchez R.

Karma León?

Cuando vimos aquéllas imágenes de Rodrigo Medina de la Cruz vestido de naranja y sosteniendo la ficha penitenciaria apenas podíamos dar crédito a una acción impulsada por el casi flamante gobernador Jaime Rodríguez Calderón en su anunciada “lucha” contra la corrupción. Pero la ilusión duró apenas un suspiro: 19 horas. No se volvió a saber nada del ex gober, al menos en cuanto a un seguimiento judicial de su caso. La información recibida era sólo de “socialitos”.

En ese tiempo recordamos una vieja frase que se manejaba en política desde hacía muchos años y cuya autoría se le adjudica al ex gobernador, Don Alfonso Martínez Domínguez y que dice, a la letra que “los carnicero de hoy, serán las reses de mañana”. Estas palabras nos señalan o nos llevan a otras frases o dichos, como aquél de que “no hagas a otro lo que no quieras para ti”.

No pasó mucho tiempo para comprobar que los dichos no se hacen nomás porque sí. Cinco años y casi dos meses después de presumir el arresto del “Rodrigolden”, el “Bronco” comprueba en carne propia que el famoso “karma” existe, ahora es él quien está en el bote y sabrá Dios por cuánto tiempo permanecerá ahí, si unas horas, días o meses. A lo mejor para cuando usted esté leyendo esto, el “Bronco” ya podría andar “cabalgando” en libertad.

Porque nadie nos quita de la cabeza que, si bien es cierto que se hizo mucha alharaca, se levantó mucho polvo y fue nota “de ocho”, pareciera que todo fue un montaje acordado por ambas partes y eso nos lleva a pensar en que muy probablemente esté ocurriendo exactamente lo mismo y que lo único que pudiese variar sería el tiempo de permanencia del ex gober en el “fresco bote”. 

Por más que haya sido de común acuerdo, no deja de ser deprimente y denigrante terminar como terminaron los dos últimos ex gobernadores, “mascando barrote” y siendo señalados como delincuentes con argumentos que, como en el primero, en el caso de Rodrigo Medina, resultaron tan débiles que no se le pudo volver a jalar a proceso alguno. En el caso de Jaime, lo del “delito electoral” tiene sus asegunes y si no existen pruebas lo suficientemente sólidas, podría quedar en libertad.

Como ya se vio, el “Karma” existe y aunque esto sea un montaje o un asunto de común acuerdo, no se puede descartar que dentro de seis años volvamos a vivir algo similar y con otro ex gober, si es que no se cuidan las formas, porque el fondo, ahí irá apareciendo poco a  poco. Como quien dice, “Inocencio” García, alias Samy Boy ben haría en poner sus escasas barbas a remojar, por si las de hule, no creen?

En fin, que al “Nuevo” Nuevo León no le han faltado asuntos para estar en boca de todos, siendo el caso del “Bronco” el que se lleva la plana, pero no dudamos ni tantito que pudiera ser que dentro de seis años el “Nuevo” Nuevo León se convierta en “Karma Leon”… 

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.