jue. May 26th, 2022

Por Salvador Hernández LANDEROS

Nunca he escuchado a alguien decir que cuando se portaba mal, su mamá le avisaba que le iba a dar un chanclazo para corregirlo. Le daban el fregadazo.

Tampoco en gobernantes de antaño he encontrado alguno que avisara a quien se denunciaría y se metería a la cárcel por bandido.  Lo investigaban y al bote.

Ahora resulta que Samuel García, muy echado pá delante, AVISA “que vienen más carpetas que serán presentadas a la Fiscalía denunciando a secretarios”.

¿Dónde está el sigilo? Se supone que es abogado con 3 doctorados, uno de ellos con su maestro de los martes, Natividad González Paras. ¿Pos qué le enseñó?

Peor aún, agrega: “Algunos ex secretarios y proveedores están pidiendo ser “testigos protegidos” para denunciar cómo pedían recursos más arriba” (sic)

Con esas palabras, parece curarse en salud, o bien encubriendo a su secretario de Finanzas y al de Seguridad. El primero debe saber de esas peticiones.

De paso está “empinando” a esos que piden ser “testigos protegidos”. Lo legal es qué si participaron y obtuvieron ganancias ilícitas, primero van a la cárcel.

Por ahí alguien sugirió que “calladito se veía más bonito”. No vaya a salir como el que dijo: “Los narcos nos hacen los mandados”. “Qué mello mi Gober”.

La neta mi Gober, que su AVISO me recordó a un padrecito de una Iglesia muy conocida suya, esa misma que está cerca de donde emitió su voto.

El cura traía a los feligreses con el alma en vilo. Según él, en el juicio final no se les abrirían las puertas del cielo, pero había una llave poderosa. El Diezmo.

Mucho cuidado con sus palabras que se pueden confundir, tampoco es asunto personal. Eso de que “me falta” es muy peyorativo y el gobierno no es suyo.

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.