dom. Jun 26th, 2022

Por Rogelio Romero

Si el gobierno de Estados Unidos no renueva la política denominada Título 42 en los próximos días que permite la expulsión de migrantes indocumentados por razones de seguridad nacional relacionadas a la pandemia del Covid-19, se espera que se presente una nueva oleada masiva de migrantes, que  ingresarían al país al anularse esta restricción que permitía repatriarlos a sus naciones de origen.

La administración Biden ha señalado que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades será la institución que decida si la medida es renovada o no, esto bajo el panorama actual de baja intensidad que se vive con la pandemia de Covid en Estados Unidos.

La medida expiró este pasado miércoles y permitía la expulsión del país de gran parte de los migrantes indocumentados que eran detenidos por la Patrulla Fronteriza en la frontera sureste, bajo pretexto de resguardar la seguridad nacional por riesgos de salud relacionados  al coronavirus.

Desde su aplicación por parte de la administración Trump hasta la actual se han aplicado a los migrantes indocumentados 1.7 millones de veces, es decir este es el número total de expulsiones que se han registrado alegando la política de Título 42.

Legisladores republicanos y demócratas piensan que el no seguir aplicándola  causará el regreso de oleadas masivas de migrantes en la frontera solicitando asilo  y, lo que han llamado una nueva crisis humanitaria.

De acuerdo a un documento del Departamento de Seguridad  Nacional la demografía de Estados Unidos en la frontera  está cambiando, esto ante el ingreso sin documentos de un mayor número de migrantes de países como Nicaragua, Cuba, Colombia y Venezuela algo que no se había presentado antes.

Solamente en la ciudad fronteriza de Reynosa en el estado de Tamaulipas, se calcula que viven unos 10 mil migrantes. la  gran mayoría de ellos esperan cruzar hacia Estados Unidos.

De acuerdo al documento y análisis del Departamento de Seguridad Nacional, se esperan 3 escenarios posibles si se da una nueva oleada masiva de migrantes que iría de 13 mil a 17 mil  personas por semana ingresando sin documentos por la frontera con México, y  para ello, se han preparado las autoridades estadounidenses con mayor personal  e infraestructura.

La realidad es que miles de migrantes permanecen en las principales ciudades fronterizas de México, esperando la flexibilización de la política de asilo de Estados Unidos.

Lo que hasta hoy solo ha ocurrido para los ciudadanos ucranianos que huyen de la guerra con Rusia, y que, a partir de mayo podrán aplicar con más facilidad  para la residencia temporal en Estados Unidos.

De acuerdo a la información el país estaría aceptando hasta 100 mil refugiados provenientes de Ucrania.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.